Hasta ahora, las decisiones del flamante Ministro no estuvieron a la altura de las expectativas que el anuncio de su designación había despertado en los mercados. Para Esteban Domecq, Presidente de Invecq Consulting, estamos ante una estabilización parcial. “Cuando se observan las variables financieras (dólar, brecha cambiaria, acciones, bonos, riesgo país), en el transcurso de esta semana no mejoraron. La semana anterior hubo un anuncio político acompañado por una mejora en el contexto  internacional que fueron muy importantes para bajar el dólar financiero desde $330 a $280. Tuvimos dos semanas realmente buenas que hubiesen dado mucho más espacio para -si teníamos medidas más contundentes- terminar de estabilizar el frente cambiario- financiero, que es un reflejo de la crisis política y económica que tenemos por detrás. Ese dólar que pasó de $200 a $350, ahora baja a $280, es un dólar estratosférico,”  Y esto es preocupante teniendo en cuenta que, de todas las variables, bajar el dólar financiero y el blue debería sería lo más fácil porque, como afirma el periodista Mariano Otálora “hay un overshooting que con pequeñas medidas y expectativas se debería descomprimir.”

CUANDO LA POLÍTICA METE LA COLA

Cuando se anteponen las apetencias políticas a las necesidades de la economía en una situación explosiva como la de Argentina, los resultados esperables no pueden ser buenos.

“Estamos a doce meses de empezar la contienda electoral por la presidencia y hay un dilema de política económica”– define Domecq quien compara la situación actual con la salida de la Convertibilidad. “En este momento el dólar de junio de 2002 sería de $286; era un dólar que había dejado a la Argentina Como la economía más barata del planeta. Y hace poco tocó $350, es decir que el de hoy es un dólar 20% más caro que el de la explosión de la Convertibilidad con el agravante de que el overshoot del 2002 duró poco más de un mes y, en este caso, ya vamos más de 2 años con dólares financieros en la estratósfera. Esto indica la magnitud del problema macro político que hay de fondo porque a pesar de estos precios, el dólar intenta irse más arriba. Y tiene posibilidades de hacerlo.”

Por otro lado, el especialista señala la recuperación forzada de la economía pos pandémica. “Luego de la caída del 10%, estaba lista para recuperarse un 5% o 6%, pero el gobierno fue a buscar el 10% colgándose de los commodities muy altos, aumentando el gasto público financiando con emisión atrasando el tipo de cambio. Esa combinación es la que explica por qué la actividad se recuperó más rápido de lo que todos esperábamos.”

El analista Damián de Pace, habla de una oportunidad perdida cuando hubo cambio paralelo de $198 contra el oficial de $120. “Con esa brecha mucho más pequeña quizás se podría haber resuelto esa distancia que hoy es mucho mayor.”

Y, lejos de resolver, una vez más la política en lugar de aprovechar la oportunidad, complicó el panorama. Así lo explica Domecq. “Cuando se levantan las restricciones sanitarias en octubre, el programa estaba colisionando con un dólar que estaba tocando los $195. Al arrancar el programa económico electoral, en marzo del 2021, se devaluó durante 7 meses al 1% cuando la inflación era superior al 3%. Pasadas las elecciones, se devaluó el 4% con una inflación del 7%. Hoy, la dinámica indica que si se acelera el crawling peg, el proceso se va a acelerar más. Eso explica las razones de la suba de las perspectivas internacionales mientras que el cambio real se sigue hundiendo y da cuenta de que hay expectativas desancladas e inconsistencia macro de fondo. El atraso es insostenible. Nunca entraron tantos dólares a la Argentina como en durante este año, y esos dólares el BCRA no los vio enteros. Entró mucho y salió mucho. Por eso las reservas  netas quedaron en $0. La inconsistencia del programa se fumó la duplicación de precios de los commodities. Hoy estamos acorralados en un tipo de cambio que quedó bajo con brecha alta con commodities que bajaron un poco. Y ahora hay otro problema: el chacarero no liquida porque si la soja estaba usd 600 y el dólar a plata de hoy estaba a $170, y la brecha era del 70% lo aceptaba; pero hoy con una brecha de %120, un tipo de cambio de $132 y un nivel de usd 580 por tonelada de soja, la cosa no cierra. Ahí se estrangula.”