Los productores de fruta del Alto Valle de Río Negro y Neuquén,advierten que la situación del sector empeorará con el aumento de los combustibles que se concretó en mayo. Según informaron ayer desde la Cámara de Productores de Allen, el nuevo valor disparó considerablemente el gasto en las chacras. En plena temporada post cosecha, los chacareros requieren 1500 pesos por día solo en combustible para hacer funcionar sus tractores. A esto se le sumó el aumento de la electricidad, otro de los factores que inciden en el costo final de producción de manzanas y peras.

“Este nuevo aumento va a incidir mucho en el consumo. Utilizamos 100 litros por día en el tractor y a 15 pesos, serán 1500 pesos diarios para trabajar normalmente y hacer las tareas como se deben realizar en una chacra. Es una locura. Los valores se han ido muy arriba”, indicó el presidente de la Cámara, Sebastián Hernández.

Hernández también especificó que la cosecha en el Alto Valle quedó por debajo respecto de años anteriores. El promedio por hectárea fue de 20 mil kilos, cuando los valores históricos son de 30 mil.

Por otro lado, esta semana se reunió la Mesa de la Frutícula, que integran diversas cámaras de la provincia de Río Negro y Neuquén, para discutir un petitorio que le harán llegar al Gobierno de Mauricio Macri. Los productores pretenden que Nación impida el ingreso de manzana de Chile lo que comenzaría a ocurrir después de julio cuando aminore la oferta de manzana de calidad baja y media de origen nacional. Sin embargo, hoy ya se consigue en Buenos Aires manzanas chilenas: el kilo cuesta $45. “El mundo de los negocios es muy vil con el tema de los costos. El comprador no se fija de donde viene, sino que sea más barata”, explicó el secretario de la organización, Alberto Diomedi, Secretario de Fruticultura de Río Negro.Desde hace unos años, Chile ha logrado niveles de producción de hasta 40 mil kilos de manzana por hectárea y con valores de producción más bajo debido al uso de maquinaria que reemplaza la mano de obra.

Según le informó el trader de una importante multinacional a Clarín, el precio de la manzana atraviesa en la Argentina un momento especialmente alto a pesar de que el producto no se consume en grandes volúmenes a nivel local. La inflación y la baja producción nacional, ubicó a la Argentina entre los tres países en el mundo que tienen el valor más elevado por kilo de manzana puesto en el supermercado, señaló. “Argentina, India e indonesia son los tres mejores mercados en cuanto precios”, reveló.

Hernández le recordó a este diario que el productor recibió este año entre 3 y 5 pesos por kilo de fruta. En este momento en los hiper de Río Negro y Neuquén, la manzana se comercializa a casi 40 pesos por kilo. En tanto que en Chile, de donde vendrían más cargamentos, se vende a 20,50 el kilo; en Europa ronda los 24,50 pesos (llega a los 33 pesos cuando viene en bandeja de 6 piezas premium); y en India en 37 pesos por kilo. Aunque en este último país la manzana argentina es considerada un bien de lujo. La manzana nacional de mayor calidad podría empezar a verse en las góndolas, después del invierno, pero a un precio excepcional de 60 pesos por kilo, subrayó Hernández.

Fuente IEco