La Guerra Fría Comercial que mantienen Estados Unidos y China se cobró una nueva víctima esta semana: el poroto de soja. El país asiático suspendió la compra de la oleaginosa norteamericana, lo que representa un nuevo golpe a los agricultores norteamericanos.

“Esto puede significar una oportunidad. Argentina con 57 millones de toneladas, podría ser un proveedor detrás de Brasil”, remarcó Carlos González Prieto.

Por lo pronto, con respecto al precio de la oleaginosa, no queda claro lo que puede llegar a pasar, ya que la cotización en el mercado de Chicago fue oscilante en los últimos meses en parte gracias a la mayor disponibilidad de stock norteamericano. Un recrudecimiento de las tensiones comerciales, no obstante, podría hacer caer la valuación.

Miralo en el programa: