La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró este viernes que el Brexit es un “duro golpe” y un “punto de inflexión” para Europa, pero pidió “calma” y dijo que pronto comenzarán las negociaciones para la desconexión del Reino Unido de la Unión Europea.