domingo, mayo 26, 2024

Inflación y baja de tasas: Claves para entender el plan económico

En abril la inflación en Argentina alcanzó el 8,8%, marcando el primer índice mensual de un dígito desde octubre pasado. Al mismo tiempo, el Banco Central redujo la tasa de interés al 40% anual. ¿Qué significan estos números en la economía real?

Must Read

El último dato de inflación en Argentina marcó un hito significativo, siendo el primer índice mensual de un dígito desde el año pasado. Paralelamente, el Banco Central (BCRA) continuó con su política de licuación de pesos de la economía al bajar otros 10 puntos porcentuales la tasa de referencia.

El dato reciente de inflación para abril, que alcanzó un 8.8%, generó reacciones contrarias. Si bien este número no fue motivo de total celebración, el economista Pablo Goldín sugirió que es un indicio de que el proceso inflacionario no escapó completamente de control. 

El experto planteó que se está observando un reacomodamiento de precios que, si bien es necesario para sincerar la inflación pasada, no desencadenó en un espiral inflacionario. “A esta altura se puede decir que se están reacomodando precios, se está tratando de blanquear y sincerar inflación vieja y acomodar la nueva, pero no se fue de las manos el proceso”, señaló Goldín.  

Sobre las cifras esperada para los próximos meses, el economista explicó que la inflación “no contaminada” se encuentra en un 6%: “Sabemos que mayo es una inflación más baja que la de abril. En abril vimos una inflación núcleo, libre, que no está contaminada por precios de tarifas ni relativos, dio 6%. La inflación está entre 5, 6 y creo que así van a ser los próximos meses”, agregó. 

Durante el programa “¿Qué hacemos con los pesos?” en su versión streaming, martes 18:30 por el canal de YouTube Mundo Dinero, el economista destacó la importancia de estar alerta frente a las tres trampas que el Gobierno debe evitar caer“Ahora hay que ver que este proceso siga convergiendo a tasas de inflación más bajas sin pisar el palito de los precios relativos, del atraso cambiario y de la recesión”, detalló Goldín, y continuó”: “Que no usemos una recesión demasiado larga para maniatar la inflación y mantener los precios, porque esa no sería una baja duradera ni sana de la inflación”.

Este gráfico representa la evolución de la inflación acumulada desde noviembre de 2023 hasta abril de 2024. Según Pablo Goldín, estos son «los meses de Milei». El economista destacó que los colores amarillos representan los precios que estaban más atrasados en la época anterior, incluyendo servicios como el transporte público, la energía eléctrica, el gas y la nafta. 

Por otro lado, los precios que venían adelantados en los últimos años se muestran en rojo. Esto sugiere una tendencia positiva, ya que los precios que estaban más atrasados lideran en el gráfico, lo que podría indicar un proceso de ajuste y normalización de los precios.

Este segundo gráfico muestra la inflación acumulada desde diciembre de 2018 hasta abril de 2024. Según Goldín, si congeláramos la evolución de los precios a partir de este punto, los precios que estaban más atrasados comenzarían a ser un problema. 

Pablo Goldín advirtió sobre los desafíos que enfrenta el país en su lucha contra la inflación. Aunque se observa una tendencia a la baja, la actividad económica, particularmente en sectores clave como la construcción y la industria, presenta señales preocupantes. El desafío consiste en lograr una desinflación sostenida sin profundizar la recesión ni afectar negativamente el crecimiento económico.

Dólar estable y FMI

Otra de las problemáticas que enfrenta el Gobierno es el cambio. La comunicación reciente del FMI sobre el atraso cambiario generó preocupaciones, especialmente en un contexto donde Argentina busca renegociar su deuda con el organismo internacional. En este contexto, Goldín señaló que, a pesar de las presiones externas, el gobierno argentino parece estar comprometido con mantener un dólar bajo como parte de su política económica. Sin embargo, advirtió que la realidad económica podría exigir ajustes en esta política a medida que evolucionen las condiciones.

Qué implica la baja de tasas del BCRA

La reciente reducción de la tasa de interés por parte del Banco Central al 40% anual fue interpretada como un intento por estimular la economía mediante créditos más accesibles. Si bien esta medida podría potencialmente impulsar la demanda de crédito, se enfrenta a la incertidumbre sobre si la demanda será real en un contexto de recesión económica. Goldín destacó que esta medida forma parte de un programa económico más amplio que busca controlar la inflación con una liquidez excesiva.

El conductor Mariano Otálora agregó que esta medida trajo una buena noticia: un acceso más fácil al crédito. Pablo Goldín, economista, señaló que la reducción de la tasa de interés generó una oferta de crédito más accesible, pero destacó la importancia de evaluar si esta medida logrará estimular la demanda. Al respecto, Mariano Otálora agregó que en la actualidad encontrar el costo financiero más bajo es más accesible que nunca, lo que podría dinamizar la actividad en el país.

La capacidad del Gobierno para tratar los desafíos económicos actuales, encontrar un equilibrio entre la estabilidad macroeconómica y el crecimiento sostenible, y alcanzar un acuerdo favorable con el FMI van a ser claves para el futuro del país. En última instancia, la capacidad de Argentina para superar estos desafíos y sentar las bases de un crecimiento económico estable y sostenible va a ser fundamental para su desarrollo a largo plazo.

- PUBLICIDAD-spot_img

Latest News

- PUBLICIDAD-spot_img
- PUBLICIDAD-spot_img
- PUBLICIDAD-spot_img

Inteligencia artificial, robótica y criptomonedas: dónde invertir en el mercado internacional

En un mundo cada vez más interconectado y avanzado, identificar las tendencias emergentes y las oportunidades de inversión en...

More Articles Like This