Finalizó una semana importante para Wall Street en precios claves. Sobre el inicio de la semana los inversores pusieron foco en los datos de la inflación y los balances. Fueron estos dos puntos los que marcaron el ritmo del mercado neoyorquino inyectando preocupación y volatilidad.

En primer lugar, el jueves se conoció el dato de inflación que doblegó lo esperado de forma mensual y devino en una variación interanual de 8,2%. Esto provocó una gran caída en las negociaciones previas a la apertura y llevó a los principales índices a abrir su cotización con una caída aproximada al 3%. Sin embargo, esto no perduró y el S&P 500 mostró ayer una de las mayores reversiones de la historia con una variación de 5,5%.

De este modo, el aumento del mercado luego del dato negativo generó mucha intriga entre los inversores y la incógnita que se presenta una y otra vez es acerca del motivo de este aumento: ¿Un dato negativo disminuiría la agresión de las políticas monetarias? Mary Daly, presidente de la Fed de San Francisco aclaró que la postura continuará siendo la misma y únicamente dejarán de subir las tasas de interés cuando sea apropiado. Se continúa apuntando a un objetivo del 2% y todo indicaría que para la primera semana de noviembre la Reserva Federal aumentaría nuevamente 75 puntos la tasa de interés.

En segundo lugar, en cuanto a la temporada de balances se destacan tres sectores principales. El consumo masivo con la presentación de PepsiCo (PEP), el sector de salud con United Health Group (UNH) y el sector financiero con Citi (C), JP Morgan (JPM), Wells Fargo (WFC) y Morgan Stanley (MS) todos con números positivos en ganancias por acción. Sin embargo, el protagonismo se lo llevó el sector financiero que realmente preocupaba a los inversores, estos números positivos permitieron que la última jornada de la semana el sector finalice con un gran impulso positivo.

En este contexto, los principales índices finalizaron la semana de forma negativa con una variación del 1,38% para el SPY, 3,01% el QQQ mientras que el índice industrial pudo terminar en alza con 1,35% el DIA. Cabe destacar que se encuentran nuevamente en soportes claves y en zona de sobrecompra, lo que podría llevar a un rebote a corto plazo.

Mercado local

En relación con la plaza local la semana finaliza con los dólares como protagonistas. En el transcurso de la semana se conoció la incorporación del “dólar Qatar”, y esto generó revuelo entre los inversores que se mantuvieron expectantes con la pregunta en torno a si este nuevo desdoblamiento cambiario podría generar un impulso en los dólares financieros. Sin embargo, esto no fue motivo de sobresalto y el MEP finalizó la semana en $299,04.

En cuanto a la renta variable, el mercado local se acopla al ritmo negativo de Wall Street y finaliza en rojo si se consideran la totalidad de las acciones del panel líder. Como destacados, Banco Valores (VALO) y Cablevisión (CVH) presentaron las menores pérdidas de la semana. Este ritmo negativo llevó al Merval en esta ocasión a descender y cerrar la semana en 137.290 puntos en pesos, mientras que 438 puntos en dólares.

Conforme a lo anterior, es importante recordar que la renta variable local el mes anterior demostró grandes aumentos y un gran optimismo en los inversores que podrían considerar esto como el comienzo de un rally alcista. Este descenso que atraviesa podría ser una corrección técnica que le permitiría a las acciones locales continuar el aumento con más fuerza.

Por último, hoy se conoció el dato de inflación correspondiente a septiembre que arrojó una variación mensual del 6,2%, con una inflación acumulada de 66,1%. Propiciar el descenso de la inflación es un factor clave para el Gobierno debido a qué Argentina, al igual que el resto del mundo, continúa con valores altos. En esta línea, los bonos ajustados por CER finalizaron con aumentos a lo largo de toda la curva y continúan siendo una inversión atractiva para el público bonista.

Fuente: Rava Bursátil