Ante un auditorio compuesto en su mayoría por integrantes de UATRE, y con el secretario general del gremio, Gerónimo Venegas, como moderador, Frigerio dijo que «hay que destacar al sector que siempre se mantuvo inalterable frente a los aprietes del gobierno anterior, que fue el campo y sus trabajadores».

«Hoy apostamos a que el agro sea el motor de la recuperación de la economía. Lo que estamos sembrando en estos meses de sacrificio lo vamos a cosechar el año que viene, con más trabajo y con una siembra y cosecha récord», destacó Frigerio.

En la misma línea, Cabrera señaló que «el primer motor de la reactivación es el campo y eso se ve enseguida en el interior del país».

«La venta de pick ups aumentó un 20 por ciento en los primeros seis meses del año, lo que demuestra lo rápido que se pone en funcionamiento el campo cuando le sacan la pata de encima», dijo.

Para Cabrera, «eso fue lo que hizo el Gobierno, cuando decidimos eliminar retenciones y los controles a las exportaciones». «Era una locura seguir castigando a los que exportaban cobrándoles impuestos excesivos», dijo.

«Fuimos ordenando la economía los primeros seis meses de Gobierno, ahora apostamos a la generación de empleo genuino y en eso es clave el agro y las pymes», destacó.

Para Cabrera, «el eje de la gestión de Producción está en generar de una vez por todas las condiciones estructurales para que las pymes crezcan, por eso se sancionó la Ley Pymes y se bajaron impuestos».

Por su parte, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, dijo que la intención es «crear empleo genuino en el interior».

«Apostamos a que haya condiciones para el arraigo, volver a construir una sociedad con una idea de justicia social y en esas dos ideas el agro es clave porque es uno de los motores centrales de la economía y trabaja en la periferia y en los pueblos del interior», señaló el titular de la cartera laboral.

El panel de cierre del encuentro, que se desarrolló en la escuela de Líderes Sindicales Lorenzo Miguel de la Capital Federal, tuvo a Venegas como moderador.

En ese marco, el Momo Venegas dijo que «hay que agradecer que ahora hay políticas que nos permiten tener libertad».

«Nosotros fuimos muy perseguidos, y ahora es tiempo de recuperar los espacios que nos fueron quitando», dijo Venegas, uno de los sindicalistas que mantuvo serios enfrentamientos con la administración kirchnerista.

La jornada «El campo como motor del cambio» fue convocada por el Grupo «Encuentro», encabezado por el sindicalistas, e incluyó la participación de intelectuales, periodistas especializados y autoridades nacionales; con paneles sobre análisis de las perspectivas del sector agropecuario, del panorama agro-industrial, de oportunidades y desafíos rurales y de presentación de políticas para el desarrollo del país.