El jefe de Gabinete, Marco Peña, admitió hoy que el país vive “el peor momento” en materia social desde la asunción de Mauricio Macri, aunque resaltó que “es el camino a recorrer para empezar a crecer”, y que todo lo que han hecho ha sido “cuidando a los más débiles”.

“Estamos ahora en el peor momento, se entiende, somos conscientes, pero estamos trabajando en todas las medidas para que eso no se profundice”, dijo hoy Marcos Peña en referencia al informe de la Iglesia católica difundido el fin de semana alertando por “las situaciones de precarización laboral en que están inmersos buena parte de los trabajadores que no tienen acceso a sus derechos sociales, ni protección del Estado”.

Entrevistado en radio La Red, el jefe de Gabinete dijo estar “absolutamente de acuerdo” con la Iglesia, aunque matizó que el informe no contempla “las medidas que se han tomado en estos meses”: “Estamos ahora en el peor momento, se entiende, somos conscientes, pero estamos trabajando en todas las medidas para que eso no se profundice”.

Entre esas medidas que de acuerdo con Peña no contempla el informe, mencionó “los refuerzos de los planes sociales” y “los pagos extra que se han hecho”. “El informe es preliminar. Vamos a ver al final de año”, dijo.

Según el Jefe de Gabinete, sin el plan impuesto por la gestión de Macri se hubiera producido “una devastadora crisis económica” que habría llevado al país “a lo que es hoy Venezuela”.

“Es el camino que tenemos que recorrer para empezar a crecer, y lo hemos hecho cuidando mucho a los más débiles, con medidas que se esperaban hacía muchísimo tiempo”, dijo.

Cuando le preguntaron por las declaraciones de Jaime Durán Barba, para quien “no es real” que haya gente “que muere de hambre” en el país, Peña aclaró que el asesor comunicacional del Gobierno “habla por él”: “Hoy no tenemos reporte de esos casos, pero no me animo a decir que no haya ninguno. Me animo a decir que trabajamos muy fuerte para que no los haya”.

Peña dijo también que los incrementos de tarifa “eran necesarios” y que “la enorme mayoría de los argentinos lo entiende”: “Con una inflación del 700 por ciento en los últimos 10 años, se habían actualizado en el 100 por ciento”.

“Bancar obviamente no es fácil. Y por eso somos agradecidos de que la enorme mayoría de los argentinos entiende por qué estamos tomando estas medidas. Entienden que no son medidas tomadas aisladamente o para afectar a la gente. Son medidas que tienen que ver con una necesidad de arreglar una economía casi quebrada”.

Fuente IEco