En los últimos días se multiplicaron las quejas de los consumidores que no encuentran algunas marcas de leche en los comercios o que en otros casos enfrentan una cuotificación en las compras. En los supermercados aseguran que detrás de estos problemas no se encuentra una decisión comercial del canal sino una reducción en los niveles de entrega por parte de las grandes usinas lácteas.

Suscribite al newsletter de MundoDinero  → SUSCRIBITE

“La leche aumentó mucho de precio y genera una gran preocupación. Hay una gran faltante. Es la crónica de una muerte anunciada. La lechería resultó muy mal negocio. Por tanto los dueños de los tambos fueron decidiendo enviar las vacas a faena y no continuar con el ordeñe. Así se achicó mucho el nivel de producción”, explicó Carlos González Prieto.

“El productor cobra $10 por litro de lecha. Hoy en las góndolas se venden entre $42 y $45 y las larga vida a $65”, resaltó. Así, “os tamberos advierten que sin subsidios, no va a volver a la leche a bajar el valor en las góndolas”, remató González Prieto.