Reducir el impacto de las expensas en la economía de los consorcios es la premisa. Sobre todo en momentos que enfrentan subas de tarifas. ¿Cómo se arreglan? A través de la contratación de personal temporario de limpieza. Además, alquilan el departamento destinado al portero y les genera un ingreso extra para el consorcio. Así, los vecinos se organizan para llevar el control de los gastos y repartirse tareas de mantenimiento.

“En cuestiones normativas, los consorcios que quieren optar por esta opción, suelen esperar a que el encargado se jubile y luego no realizan contrato con uno nuevo”, explicó Leonardo Rocco en el programa Qué Hacemos con los Pesos de Canal 26.

Vuelva a mirar el programa «¿Qué hacemos con los pesos?»

“Con respecto al alquiler de la propiedad, es una cuestión complicada por las normas que rigen. Por tanto la opción es alquilar el lugar como salón de usos múltiples”.

Mirá el bloque del programa: