La cuarentena estricta y prolongada, sumado a las situaciones que ya veníamos arrastrando a nivel macroeconómico, más los bajos niveles de reservas, la falta de acceso a financiamiento, el no contar con recursos fiscales suficientes, la inflación y la brecha cambiaria que se profundizan, sumado a que el Gobierno no logra anticiparse a los problemas, generan una tormenta perfecta.

De acuerdo al análisis del economista Rodolfo Santángelo, “Argentina venía con una macro débil, no tenemos mercado de capitales ni sistema financiero bien desarrollado, tampoco moneda estable, ni fondo anticíclico, ni de pensión. Y en este escenario llegó la pandemia. Hoy se corre detrás de los acontecimientos y estamos muy detrás del día a día”.

Actualmente, “el embudo de todo los desequilibrios económicos se producen por la abundancia de pesos. Hoy hay 100% más de pesos que hace un año. Todo lo resuelven emitiendo”.

“Mi preocupación ahora es con la post pandemia. Si algún día esto termina, no vaya a ser que el resto del mundo tenga una recuperación en V, que significa recuperar todo lo que caíste, y terminar nosotros en una letra más complicada como la L o J invertida”, advirtió Santángelo.

Mientras tanto, “la prioridad es que las empresas puedan pagar los sueldos, que no se corte la cadena de pagos, que haya apoyo a monotributistas y demás. Si bien hubo mala praxis, la crítica es moderada, porque es difícil de manejar la situación”, reconoció el analista.

Pero advirtió: “El tema es que no vaya a ser que cuando el mundo esté saliendo de todo esto, nosotros tengamos que salir a evitar problemas propios y estirar mucho más la crisis”.

Mirá la nota completa en el programa.