La economía transita hace años por un rumbo incierto. La fuerte inflación y la imposibilidad de un crecimiento a mediano plazo sostenido, hacen que hoy nos encontremos en crisis. Mariano Otálora, conductor de ¿Qué hacemos con los Pesos? A24 señala que  “pensando en los antecedentes históricos, no estamos en una situación previa a la crisis del 2001 o ni ante una hiperinflación. Pero sí en un momento muy delicado, más parecido a la situación de Plan Gelbard, que terminó tras la muerte de Perón en el Rodrigazo.”

El Plan social de Gelbard funcionó en un principio, pero se chocó con la crisis política tras la muerte de Perón. Luego se aplicó un programa económico ortodoxo, conocido como el Rodrigazo. El Gobierno puede atravesar la crisis por las buenas, con un acuerdo social o por las malas con  medidas ortodoxas de shock. Según Otálora “La clave sería tener un plan económico que permita sacar a la economía de la incertidumbre. Y es fundamental no repetir los mismos errores del pasado.”

 

Dólar

El dólar a $200 es típico dólar argentino ante la incertidumbre electoral. El economista Pablo Goldín señala que “el dólar del Rodrigazo, llevado a la actualidad sería por encima de los 300 pesos o la hiperinflación sería un dólar de 350.” Según el economista, estamos en una situación similar a la de 1983 post Malvinas. El contexto político presentaba al Gobierno militar debilitado, un peronismo violento con Herminio quemando el ataúd, adaptándose al proceso democrático, y Alfonsín, sin una pata sindical fuerte, construyendo poder. Goldín señala que “así como nadie sabía que iba a pasar el 10 de diciembre de 1983, nadie sabe que va a pasar el 15 de noviembre de 2021. El dólar de 1983, era un dólar de 200 pesos.” 

¿Qué se espera que suceda?

El Gobierno no tiene margen político para realizar alguna medida de shock. Otálora señala que “el tipo de cambio no se va a unificar pero quizás se acerque . Se espera que la devaluación aumente su  ritmo, pero sin un medida que pegue un salto brusco. Quizás ajustarán las tarifas al ritmo del dólar oficial con  aumento de salario. Y así, patear todo para el 2023”

Para Goldín “estamos con un Gobierno debilitado y una macroeconomía que seguirá inestable. No veo un plan de estabilización y lo que necesita el Gobierno es administrar los dos años que le quedan de forma ordenada, sin represión de precio y tarifas, evitando cualquier escala.”

Las medidas paulatinas de acomodar la macroeconomía no buscarían bajar la inflación, sino evitar que se dispare. “Creo que el Gobierno, no está en capacidad de salir de la crisis, pero sí de administrarla, sin que explote. En el actual contexto, veo posible para los próximos dos años inflación entre 50 y 60%.” concluye Goldín.

Mirá el análisis completo.