domingo, mayo 26, 2024

¿Cómo evaluar si una acción está cara o barata?

31.03.17 | Un análisis de lo general a lo particular, acompañado de comparaciones específicas, es el camino para una decisión exitosa.

Must Read

Una acción representa la expresión mínima del capital de una empresa. El inversor, al comprar acciones, está convirtiéndose en socio de la firma. Antes de tomar esa decisión, buscará asociarse con una firma cuyas acciones puedan tener un recorrido alcista. Pero, ¿cómo darse cuenta?

Una buena forma de arrancar el análisis es dividir el mercado en acciones de valor y acciones de crecimiento. 

Las acciones sobrevaluadas, son las de crecimiento. Presentan alto riesgo y volatilidad. Se manejan con una regla general: comprar caro, vender más caro.

Las subvaluadas, son las acciones de valor,  tienen por el contrario, bajo riesgo y baja volatilidad. Presentan ganancias estables y tienen management sólidos. La regla general en este caso es comprar barato y vender caro.

¿Qué tipo de análisis debe acompañar la determinación?

El análisis fundamental es el estudio pormenorizado de toda la información disponible en el mercado acerca de una compañía, para obtener una valoración objetiva de la misma… ¿cuánto vale la empresa?

El precio de mercado, que puede diferir del precio real de la compañía, está formado por la acción conjunta de múltiples factores y expectativas, muchas de las cuales quedan fuera del análisis fundamental.

El valor de una compañía se define también en base a su Capitalización de Mercado. ¿Qué quiere decir esto? El valor de cada acción de la empresa  multiplicado por el número de acciones de esta, presentes en el mercado, dan lugar a sus niveles de capitalización.

Cada acción y su conglomerado, influyen sobre este aspecto, por lo que la dinámica de dependencia entre estos elementos es irrompible.

El análisis técnico se dedica a estudiar la evolución de los precios con el objetivo de predecir su tendencia futura.

El proceso de valuación

El proceso puede ser de tipo análisis Top – Down, comenzando por el análisis de la coyuntura macroeconómica, tanto a nivel nacional como internacional.

Como segundo paso es importante la evaluación del sector o industria en forma específica. En este punto hay que analizar: indicadores sectoriales, competencia, demanda.

El valor intrínseco de la empresa no necesariamente corresponde al precio al que se venden en determinado momento. Por ello, los precios futuros pueden ser pronosticados en función de este “valor intrínseco”  que se deriva del estado del balance de la compañía, su potencial y del desempeño del rubro al que pertenece.

Poder establecer proyecciones con alto margen de acierto en cuanto a las cotizaciones futuras de alguna acción, es lo que definirá al buen inversor. En este caso, como establece la filosofía de las inversiones de valor, lo ideal es comprar cuando se identifiquen participaciones subvaluadas y vender cuando estén sobrevaloradas.

En tercer lugar, evaluar los aspectos institucionales: la estrategia corporativa y competitiva, el management y las marcas.

Como cuarto punto y muy importante, entran los ratios contables, como ser la medición de la eficiencia de la firma en el manejo de sus activos, la capacidad de cancelar las deudas en el corto plazo, las fuentes de financiación internas y externas, la capacidad de generar ganancias, o sea más ingresos que egresos.

La publicación del reporte de ganancias de una empresa para un período específico es determinante en el comportamiento de sus acciones, posterior a su divulgación en los mercados.

Este reporte incluye tanto el acumulado registrado a la fecha, como las cifras proyectadas a futuro en este sentido. Un balance de ganancias positivo, tiende a disparar el precio de las acciones de las compañías que se perfila con una imagen sólida.

En este punto, es importante comparar los ratios de una empresa en análisis con los promedios de las compañías del mismo sector o con empresas de tamaño similar dentro del mismo sector.

Usar la valuación por relativos y los comparables del país y región nos lleva a determinar  con más eficiencia qué es barato o caro.

Luego  de pasar por estos puntos, llega el análisis específico de la acción. El histórico de los precios del repertorio de acciones de una empresa sirve como termómetro de confiabilidad para el inversor. Este registro refleja el nivel de volatilidad de las valoraciones y por ende, tiende a influir en el inversor.

La influencia positiva o negativa, dependerá del nivel de riesgo que caracterice al inversor que se plante frente a ellas.

 

- PUBLICIDAD-spot_img

Latest News

- PUBLICIDAD-spot_img
- PUBLICIDAD-spot_img
- PUBLICIDAD-spot_img

Inteligencia artificial, robótica y criptomonedas: dónde invertir en el mercado internacional

En un mundo cada vez más interconectado y avanzado, identificar las tendencias emergentes y las oportunidades de inversión en...

More Articles Like This