Al Gobierno no le preocupan los dólares. Según su secretario de Finanzas, Luis Caputo, las necesidades de financiamiento para los próximos años “son muy tranquilas” y las tasas a pagar por la deuda en divisa estadounidense van a bajar. “El plan financiero no es una preocupación”, dijo ayer Caputo durante una entrevista pública con Christopher Garnett, presidente del servicio de información financiera Latin-Finance.

Luego de la megaemisión de 16.500 millones de dólares para pagar a los fondos buitre, la idea del Gobierno era volver a los mercados globales de deuda este año. Pero Caputo dijo ayer que ya consideran la posibilidad de posponerlo hasta 2017.

“Las tasas de los bonos en dólares van a seguir bajando y más de lo que el mercado cree; van a pasar cosas que van a sorprender y en el 2019 ya vamos a estar en equilibrio fiscal con un cronograma de vencimientos muy suave, lo que abre un panorama muy bueno”.

– ¿Cómo evitar enamorarse de la deuda?- le preguntó Garnett.

– La gente le tiene miedo al endeudamiento y es natural. La Argentina por lo general gente se sobreendeudó y no nos fue bien. En los 90, nos sobreendeudamos; en los 2000, sobreemitimos. Ninguna exageración es buena.

Pese a esos temores naturales, el secretario estimó que en el sector público y en el privado, la Argentina aún tenía mucho espacio para pedir prestado “sin generar conflicto de endeudamiento”.

Fuente IEco