Es de público conocimiento que los precios de las criptomonedas poseen una volatilidad elevada. Esta característica es, en esencia, la que las vuelve tan atractivas para los inversores que desean generar grandes rentabilidades a corto plazo. Sin embargo, dicha cualidad también conlleva un riesgo implícito. Si bien el precio sube constantemente de forma vertiginosa, al caer lo hace del mismo modo.

El miércoles pasado concluyó una caída en el precio del Bitcoin que tomó por sorpresa a una gran parte de los inversores. El precio cayó de casi 65 mil a 29 mil dólares (-55%), Luego de esta corrección, el precio se recuperó parcialmente alcanzando los 43 mil dólares (+48%).

Incluyendo esta última, se pueden enumerar desde comienzos del 2013 hasta hoy 46 caídas de más del 25%. En la definición que se utilizará, una corrección finaliza al alcanzar el valor mínimo sin ser interrumpido por una suba de un 30%. Del mismo modo, se puede hablar de una recuperación cuando luego de haber caído, vuelve a llegar al valor pre-caída. A continuación se exponen los valores de inicio, fin y recuperación de cada caída:

  • Hay un promedio de 5,45 correcciones por año.
  • La intensidad promedio de las correcciones fue del 41%.

Solo el 11% de las correcciones tienen una intensidad mayor al 60%, y el 57% (24% + 33%) no supera el 40% de caída.

  • El tiempo promedio de corrección fue de 22 días.

Casi el 50% de las caídas concluye en no más de una semana desde máximo a mínimo.

  • El tiempo promedio de recuperación fue de 8 meses y 27 días.

El 70% de las caídas se recuperan en menos de 6 meses.

Como conclusión, si bien no se puede dar un pronóstico preciso de hasta dónde llegará el precio del Bitcoin en el corto plazo, con la información presentada se puede entender que la última corrección es parte de los ciclos habituales de su movimiento y que la principal criptomoneda seguirá con una performance similar a la de los últimos años.

Es importante no dejarse llevar por el miedo presente entre todos los participantes del mercado luego de una caída tan abrupta, y entender que probablemente estemos ante una gran oportunidad de compra.

Por Julian Garcia
Data science en Quantia Capital
www.quantiacapital.com