Los bonos en manos de personas jurídicas que sufrieron el “reperfilamiento” hoy están cotizados a valores residuales. Las empresas que poseen deudas impositivas “podrían comprar ese bono para cancelar deudas y lograr ahorros entre 30 y 55%”, explicó Mariano Otálora.

Los títulos “reperfilados” son aquellos cuyos vencimientos por el Gobierno fueron diferidos para aliviar sus cuentas. Las deudas que podrían cancelarse son aportes y contribuciones relacionadas a la seguridad social y que sean anteriores al 31 de julio de este año. Esta posibilidad está vigente hasta el 30 de noviembre.

¿De qué bonos hablamos?

El mecanismo de pago será el siguiente: –

– El contribuyente ordenará la transferencia desde la plataforma donde opera sus títulos a la AFIP.

– La Caja de Valores informará los bonos electrónicos generados.

– La AFIP procesará los bonos electrónicos recibidos.

– El contribuyente visualizará el crédito de estos bonos en la cuenta tributaria y los utilizará para pagar la deuda de aportes y contribuciones de seguridad social.

Mirá el informe completo en el programa: