La bolsa porteña se derrumbó el último viernes casi 5%, como respuesta a la decisión de Morgan Stanley Capital Investment (MSCI) de quitar tres acciones argentinas del índice de emergentes: Pampa Energía, Transportadora de Gas del Sur, y BBVA Francés, dos meses después de que Argentina implementara nuevos controles cambiarios.

Por otra parte, la mayor parte de los balances ingresados a septiembre no conformaron al mercado. Uno de los más esperados fue el de la petrolera argentina YPF, que anunció una pérdida de 12.543 millones de pesos (unos 218 millones de dólares) en el tercer trimestre del año, frente a una utilidad de 13.207 millones en el mismo período del año previo, afectado en parte por la fuerte devaluación del peso. Las acciones de YPF perdieron un 1,4% este viernes.

Telecom también presentó pérdidas, mientras que Supervielle, ganancias.

De éstas acciones, para Daniel Vicien, director comercial de Balanz, la opción hoy para YPF es comprar o mantener. Rafael Di Giorno, Investment Manager de Proficio Investment, estuvo de acuerdo con esta elección.

Para los especialistas, Telecom también entra como opción de mantener, mientras que Supervielle está para vender.

En el caso de LOMA, “es comprar sin dudas”, remarcó Vicien. “Le está yendo muy bien y tiene buenas proyecciones para el modelo económico que puede venir”. Aunque Rafael Di Giorno, disiente con esta elección. Para él la opción de compra está con TGS. “Ha caído muy fuerte. Si el gobierno es medianamente razonable, es una empresa que está muy barata”.

Por su parte, Agrometal, no ven que es una acción para comprar por las proyecciones para el sector con el nuevo gobierno.

Mirá el análisis completo en el programa: