La Cámara de Diputados aprobó este jueves y giró al Senado el proyecto que prorroga el denominado blanqueo a la construcción por un año.

La Ley de Incentivo a la construcción federal Argentina y acceso a la vivienda, presentado por el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa y por el titular de la bancada del PRO, Cristián Ritondo, busca activar la construcción con incentivos impositivos para quienes declaren bienes.

Al respecto, Guillermo Pérez, CEO del grupo GNP indicó que “es un blanqueo que conviene porque es muy barato. Si se adhiere dentro de los primeros 90 días la tasa es del 5%, que después se incrementa al 10% ó al 20% según se ingrese entre los 90 o 180 días subsiguientes”.

“Además, si se blanquean divisas, el tenedor va a poder invertirlas en desarrollos inmobiliarios o en construcciones propias al tipo de cambio MEP o “contado con liqui” con lo cual se gana la brecha con el dólar oficial porque el 5% de impuesto se lo calcula según el dólar oficial, lo que equivaldría a un 2.5%”.

“Si la ley sale rápido, no hay ninguna duda de que es una herramienta fantástica. Aunque el impuesto no será deducible de Ganancias”.
Mirá el análisis completo en el programa: