Son oportunidades de monedas alternativas para incorporar en carteras a mediano plazo. Actualmente están en etapa de consolidación, por lo que se consideran una buena opción para los inversores. Estiman que sus precios subirán más que el Bitcoin.

“Las criptomonedas en una etapa temprana funcionan en cuanto a riesgo/retorno como una startup que sale a la Bola”, indicó Mariano Otálora, conductor del programa Qué hacemos con los Pesos (A24) y director de la Escuela Argentina de Finanzas Personales.

Por su parte, José Luis Del Palacio, co fundador de Decrypto.la, a cargo de la selección de éstos activos indicó que “estos proyectos se destacan porque resuelven usos no monetarios de la vida real”. E indicó a continuación su selección y justificación:

FileCoin (2020)

“Es una almacenamiento descentralizado, para explicarlos en forma simple así como existen los nodos que validan transacciones monetarias, esos mismos nodos pueden almacenar en forma distribuida archivos, eso quiere decir que ninguno tiene un archivo completo de nadie sino parte muy pequeña en miles de nodos”, indicó José Luis del Palacio.

“Este tipo de servicios se volvió  popular con la necesidad de almacenamiento en la nube que no tenga riesgo de contraparte y custodia, como lo tiene Google Drive, Microsoft o Dropbox”.

La criptomoneda se llama FileCoin  *FILUSDT * y está en una etapa de consolidación de precios como todo el mercado de criptomonedas para luego seguir al alza. Estiman que subirá más que Bitcoin.

Chainlink  (2020)

Con al avance de las criptomonedas para uso no monetario como contratos inteligentes y la inevitable representación de activos físicos en formatos digitales, “en lo que normalmente se conoce como tokenización, hoy tenemos múltiples proyectos como representaciones digitales con derechos reales sobre Real Estate, materias primas, securities , hipotecas, entre otros”, explicó De Palacio.

Normalmente estos activos representados se usan en contratos inteligentes que dos partes acuerdan. ¿Cuál es el problema de esto? No tener el evento exacto que ejecuta el contrato en tiempo real. Para graficarlo, el cofundador de Decrypto puso un ejemplo simple:

Algunos lavaderos de autos tienen un seguro de lluvia por 48hs para incentivar que lleves el auto sin preocuparte si va a llover en los próximos días, vos llevas el auto lo lavan y si dentro de las próximas 48hs llueve te lo vuelven a lavar gratis ejecutando ese seguro prometido.

Si quiero hacer un contrato inteligente de ese evento, el problema que tendría es el nexo entre el mundo digital y el clima, o sea saber si llovió o no, eso nexos que llevan información se llaman Oráculos y son los encargados de tomar información externa, como climas, precio de materias primas, precio de activos y todos lo que pasa en el mundo físico para poder ser usados en contratos inteligentes.

Chainlink es uno de esos oráculos que tienen múltiples entradas de fuentes de información en tiempo real, por lo cual se disparó su uso en los últimos meses y como las proyecciones de contratos inteligentes siguen en plena expansión las criptomonedas que facilitan el uso también lo serán”, resaltó el especialista.

Polkadot (2020)

“Siguiendo la línea de contratos inteligentes , actualmente la red Ethereum tiene el mayor número de contratos en funcionamiento , incluso la stablecoin más líquida del mundo que es dólar tether está construida sobre un contrato inteligente en la red Ethereum . Esto que parece un monotopio, en realidad llegamos a ese punto porque para ejecutar un contrato que tenga activos todos deben estar bajo la misma cadena de bloques , hasta hace poco no se podía tener un contra inteligente de la red Ethereum (ETH) y un evento sobre la red Bitcoin (BTC)”, indicó el especialista.

“Polkadot resuelve esta cuestión es una especie de red de redes de múltiples cadenas , de los cuales se pueden hacer interacciones entre la red ETH, BTC o cualquier otra. También resuelve algunos de los problemas de escalabilidad que tiene la red ETH actual y que ocasionas costos excesivos de uso”, explicó José Luis del Palacio.

Miralo en Qué Hacemos con los Pesos (A24).

Primera Parte

Segunda Parte