El Dow Jones cedió 21,44 puntos hasta 16.391,99 unidades y el selectivo S&P500 terminó sin variación porcentual en 1.917,78 enteros, mientras que el Nasdaq sumó 16,89 puntos hasta 4.504,43 enteros.

Los operadores en Nueva York protagonizaron una sesión volátil que arrancó con pérdidas en la primera hora de contrataciones arrastrados por una nueva caída del precio del petróleo en los mercados internacionales.

El barril de Texas, de referencia en el país, bajó un 3,7% y cerró en Nueva York en 29,64 dólares, mientras el crudo Brent, de referencia en Europa y otros mercados, cayó en Londres un 3,7% y terminó en 33,01 dólares.

En la recta final los inversores remontaron posiciones y en el caso del Nasdaq terminó la sesión con ganancias, poniendo fin a la mejor semana en los tres indicadores de referencia de Wall Street desde que comenzó el año.

Los sectores cerraron divididos entre los descensos del de materias primas (-0,8%), el energético (-0,5%), el industrial (-0,04%) o el financiero (-0,02%) y los avances del tecnológico (0,3%) y el sanitario (0,1%).

Por su parte, las principales bolsas europeas operaron en baja. Al igual que la jornada de ayer, cortaron su impulso por el resurgimiento de preocupaciones sobre la economía mundial.

El FTSE-100 de Londres perdió 0,4%, el Dax de Fráncfort 0,8%, el IBEX 35 de Madrid 1,2% y el CAC-40 de París 0,4%.

Asia

La bolsa de Tokio cerró en fuerte baja de 1,42% el viernes, afectada por la subida del yen y el retroceso de Wall Street en la víspera.

El índice de los 225 principales valores perdió 229,63 puntos, a 15.967,17 puntos. En una sesión bastante activa, se negociaron unos 2.290 millones de acciones.