Las acciones y los precios del petróleo sufrieron el jueves una nueva caída ante el temor de que la economía de China, un importante motor del crecimiento global, esté tropezándose.

Fue la peor caída de una jornada en Wall Street desde finales de septiembre, y el principal indicador estadounidense, el índice Standard & Poor’s 500, lleva el peor comienzo en su historia en los primeros cuatro días de un año.

El episodio más reciente de volatilidad del mercado ocurrió luego de que China permitió que su moneda se debilitara aún más, un peligroso presagio para la segunda mayor economía del mundo. Eso colaboró en el desplome del 7% en el principal indicador chino, lo que provocó la suspensión de actividades luego de tan sólo 30 minutos.

El precio del crudo estadounidense está en su nivel más bajo desde 2004, y los operadores temen que la debilidad en China se traduzca en menor demanda global del hidrocarburo.

La caída en el mercado estadounidense se ha centrado en el sector tecnológico, que podría sufrir en caso de que se debilite la demanda de iPhones y otros dispositivos. Apple perdió 4% y ahora acumula pérdidas por 27% desde julio.

El descenso del jueves provocó que el compuesto tecnológico Nasdaq ingresara a lo que los observadores del mercado llaman una “corrección”, un descenso del 10% con respecto a una cima alcanzada reciente. El indicador acumula seis días con pérdidas.

El promedio industrial Dow Jones cedió 392,41 puntos, 2,3%, y cerró en 16.514,10, mientras que el índice S&P 500 cayó 47,17 unidades, 2,4%, y se ubicó en 1.943,09. El Nasdaq perdió 146,34 enteros, 3%, hasta los 4.689,43.

Los mercados europeos también bajaron. El DAX de Alemania retrocedió 2,3%, el CAC 40 de Francia cedió 1,7% y el FTSE 100 de Gran Bretaña perdió 2%.

El precio del crudo estadounidense cayó a su peor punto en 12 años ante la preocupación de los inversionistas de que la demanda global bajará aún más. Perdió 70 centavos, 2,1%, y terminó en 33,27 dólares por barril, su peor nivel desde febrero de 2004. El crudo Brent, referente internacional, cayó 48 centavos hasta los 33,75 dólares por barril en Londres, su punto más bajo en 11 años.

Apple sufrió su descenso más agudo en cuatro meses y se ubicó en su precio más bajo desde octubre de 2014.

Las acciones financieras también sufrieron pérdidas. Citigroup cedió 2,56 dólares, 5,1%, hasta los 47,56 dólares por acción.

El S&P 500 acumula pérdidas esta semana por 4,9% y se encamina a su peor semana desde agosto. El declive fue impulsado por la preocupación de que la caída de la bolsa china podría perjudicar a la economía estadounidense.

El oro subió 15,90, 1,5%, hasta los 1.107,80 dólares por onza. La plata ganó 36,8 centavos, 2,6%, y terminó en 14,344 dólares por onza. Ambos precios han caído durante años, pero el oro se ha recuperado recientemente y está en su punto más alto en dos meses.

Sin embargo, el precio del cobre cayó 6,6 centavos, 3,2%, hasta los 2,022 dólares por libra. Eso colaboró a que la productora de cobre, Freeport-McMoRan perdiera 56 centavos, 9,1%, y terminara en 5,61 dólares por acción, mismas que han caído 84% en los últimos dos años.

El precio de los bonos aumentó. El rendimiento de la nota del Tesoro a 10 años cayó a 2,15% con respecto al 2,17% de la jornada previa.

Fuente AP