Wall Street baja un 0,2% marcando la prudencia de inversores ante una actualidad cargada de numerosos resultados de empresas, de indicadores no muy optimistas en Estados Unidos. El Nasdaq pierde un 0,1% y el S&P cede un 0,2%.

La baja se produce luego de que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, anunció que la entidad comenzará en junio a realizar compras de bonos corporativos de la zona euro. También confirmó que se mantendrán las tasas en mínimos históricos.

El anuncio impacta en las bolsas europeas operan en terreno negativo, salvo la Bolsa de Madrid que sube un 0,1%. En este sentido, el FTSE y el CAC 40 retroceden un 0,7%; el DAX de Alemania, un 0,4%; y el FTSE MIB, un 0,3%.

Tokio

Las acciones japonesas saltaron el jueves a un máximo en dos meses y medio después de que el yen reanudó su tendencia a la baja frente al dólar estadounidense en medio de un rebote en los precios del petróleo, y por las expectativas de un mayor estímulo del Banco de Japón.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio subió un 2,7% para terminar el día en 17.363,62 puntos, su nivel más alto desde el 3 de febrero.

“Es agradable ver al Nikkei pasar por encima de 17.000 puntos, pero es difícil imaginar que vamos a mantener este nivel con tanta incertidumbre global y riesgo geopolítico”, dijo Gavin Parry, director gerente de Parry International Trading.

“Es sólo una cuestión de tiempo antes de que veamos otro golpe exógeno que haga subir al yen debido a su estatus como moneda de refugio seguro”, agregó.

Por otra parte, las acciones chinas cerraron en baja luego de que una toma de ganancias en los papeles financieros y de manufactura contrarrestaron unos avances iniciales de los valores ligados a las materias primas.

El referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen cayó un 0,6%, a 3.160,60 puntos, mientras que el índice compuesto de Shanghái perdió un 0,7%, a 2.952,89 unidades.

Fuente Ambito