Las acciones cerraron en alza el viernes en la bolsa de Nueva York, ayudadas por datos positivos de confianza del consumidor y sólidos resultados trimestrales de General Electric.

El promedio industrial Dow Jones ganó 74,22 puntos, o un 0,4%, y cerró en 17.215,97 mientras que el S&P500 subió 9,25 puntos, o un 0,5%, y terminó en 2.033,11 unidades. El Nasdaq Composite ganó 16,587 puntos, o un 0,3%, y terminó en 4.886,688 unidades.

Los operadores en el parqué neoyorquino fueron animados después de conocerse los resultados trimestrales de General Electric y una suba del precio del petróleo en los mercados internacionales.

El grupo industrial, uno de los 30 valores del Dow Jones, anunció que en el tercer trimestre ganó 2.506 millones de dólares, un 29% menos que en el mismo periodo del año anterior pero por encima de lo que esperaban los analistas.

Además, la confianza del consumidor estadounidense subió a comienzos de octubre, lo que sugiere que la recuperación económica sigue en buen camino pese a la fortaleza del dólar y a la debilidad de la demanda global, que afectaron al sector industrial, sobre todo en las manufacturas.

El repunte en la confianza conocido el viernes subrayó la robustez de la demanda doméstica y ofreció esperanzas de que el gasto del consumidor siga lo suficientemente sólido para respaldar al crecimiento económico, que se ralentizó de forma significativa en los últimos meses.

Por su parte, las principales bolsas europeas mantuvieron el viernes la tendencia al alza de la víspera, alentadas por la posibilidad de que la Reserva Federal estadounidense (Fed) mantenga sin cambios su tasa de interés.

El índice FTSE-100 subió un 0,6%, el Dax 30 de Fráncfort un 0,4% y el CAC 40 de París un 0,6%. El FTSE MIB de Milán subió un 0,5% y el Ibex-35 de Madrid un 1,3%.

El vicepresidente de la FED en Nueva York, William Dudley, dijo el jueves que la Fed podría subir su tasa de referencia este año, por primera vez en nueve años, si los indicadores económicos se ajustan a lo esperado, pero que los datos sugieren una ralentización de la actividad.

Además, las acciones chinas subieron el viernes a máximos en siete semanas, y los principales índices bursátiles del país registraron su mejor desempeño semanal en cuatro meses y mediodespués de que datos mostraron que los préstamos chinos aumentaron en septiembre.

El referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen subió un 1,4 por ciento, a 3.534,07 puntos, mientras que el índice compuesto de Shanghái ganó un 1,6 por ciento, a 3.391,35 unidades.

En la semana, el CSI300 saltó un 5,8 por ciento y el SSEC trepó un 6,5 por ciento, sus mejores desempeños semanales desde principios de junio.

A pesar de las ganancias, el SSEC aún se encuentra un 34 por ciento por debajo de su pico de mediados de junio.

Tokio

La bolsa de Tokio cerró en alza del 1,08% el viernes estimulada por especulaciones en torno a la política monetaria estadounidense y a una mejora de la economía china.

El índice Nikkei de los 225 principales valores ganó 194,90 puntos, a 18.291,80 puntos.

En una jornada moderadamente activa, se negociaron unos 2.030 millones de acciones.

Fuente: Ambito