La venta de vehículos usados creció en abril 13,75% en relación a igual mes del año anterior, y acumuló en el primer cuatrimestre una leve caída de 0,47%, informó hoy la Cámara del Comercio Automotor.

La transferencia de autos usados en abril alcanzó a 143.644 unidades lo que implica un aumento de 4,63% si se compara con marzo último.

El presidente de la entidad, Alberto Príncipe, sostuvo que “el mercado comenzó a reaccionar nuevamente”, aunque apuntó contra la voraz presión impositiva que afronta el sector y “las tablas de valores distorsionadas de los autos usados cobradas por los distintos gobiernos”.

“El mercado, que es el público, entendió la oportunidad de compra que se le ofrece, dado el precio conveniente que tienen todos los segmentos de automóviles usados en este momento, a pesar de la presión impositiva y las tablas de valores distorsionadas de los autos usados cobradas por los distintos gobiernos, tanto de la ciudad de Buenos Aires como provinciales, con una voracidad nunca vista y alejada totalmente de la realidad del mercado”, evaluó.

El directivo manifestó a través de un comunicado que “la sorpresa que dio el sector con la suba del 12,6 por ciento en el mes de marzo, se convirtió en realidad durante el mes de abril con una venta de 143.644 vehículos usados que significó un crecimiento del 13,75 por ciento”.

Príncipe señaló que “sin duda, con estos números debemos decir que hay continuidad en el sector”, y dijo que vislumbra “un segundo semestre del año con crecimiento con respecto al año pasado en el volumen de ventas”.

“De todas maneras, sabemos que a futuro esta demanda va a traer aparejado aumentos paulatinos de precios”, advirtió.