YPF, Pluspetrol y Tecpetrol presentaron ayer ofertas para comprar los activos de Petrobras en el país, según conocedores de la operación. Bridas, que había sido invitada a participar de la compulsa por los brasileños, habría desistido. Oil, de Cristóbal López, pujó por ingresar en la lista de “invitados”, pero hasta ayer no había presentado una propuesta.

Aunque los números para esta operación se vienen estudiando hace rato, la cotización reciente del crudo (en torno a los US$ 40 por barril, en sus mínimos desde 2009) habría bajado las proyecciones iniciales.

Petrobras buscaba más de US$ 1.000 millones para deshacerse de todo lo que posee en el país. Eso incluye desde petróleo hasta hidroeléctricas, pasando por plantas petroquímicas y estaciones de servicio. En el sector se dijo que YPF estaba dispuesta a pagar hasta US$ 1.400 millones para asegurarse la operación, pero en la petrolera estatal hicieron saber a sus interlocutores que su oferta será menor.

Oil, de Cristóbal López, asomó como el principal competidor de YPF. Si la firma petrolera del zar del juego entraba en carrera, eso hubiera forzado a la estatal a subir la oferta. Pero, hasta ayer, López parecía estar quedando fuera de la competencia. Su compañía estuvo buscando inversores extranjeros, pero le tocó la minicrisis bursátil generada en China y la consiguiente baja del precio de los commodities, lo que no habría ayudado. La acción de YPF bajó un 24% en los últimos tres meses. Pero la compañía contaría con fondos para la compra de Petrobras.
En Oil estaban buscando que los brasileños los tengan en cuenta, pero los tiempos formales estarían vencidos, según un negociador.

Aunque las compañías no hacen declaraciones, en el sector se comenta que, si cierra la compra, YPF le venderá una parte a Pluspetrol.

Petrobras tiene reservorios de petróleo y gas. La intención de YPF es conservar pozos de gas, pero ceder los de petróleo. Eso incluye la red de estaciones de servicio y una refinería. La firma brasileña –envuelta en un caso de corrupción sin precedentes– también posee una central térmica, una hidroeléctrica y una participación mayoritaria en TGS. También es accionista en Mega, donde comparte propiedad con YPF y Dow. La expropiada conservaría Mega y TGS, a las que considera estratégicas. Tecpetrol, de Techint, también estaba en carrera, según conocedores del asunto.

Fuente: IEco