El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, afirmó esta tarde que el objetivo de su gestión es “trabajar para mantener la tasa de inflación de 2016 lo más cerca posible del 25 por ciento y que se acomoden las expectativas por debajo del 20 por ciento para 2017”. Admitió que la proyección del mercado para el presente año se encuentra en un promedio de 33,4 por ciento.

La autoridad monetaria presentó el programa monetario 2016. Ayer el Ministerio de Hacienda y Finanzas hizo lo propio con el programa financiero.

Sturzenegger relativizó el impacto de las altas tasas sobre la actividad y ratificó esfuerzos en bajar la inflación. También aseveró que para la Argentina “no va a haber mecanismo más expansivo para aumentar los niveles de consumo y producción que bajar la tasa de inflación”. La tasa de interés que la entidad reconoce en sus colocaciones de Lebacs a corto plazo, actualmente está en 38 por ciento a 35 días.

Fuente Clarin