En la presentación de un nuevo modelo de auto en la Argentina en el Mercedes Haus el presidente de la terminal alemana, filial Argentina, hizo importantes declaraciones a la prensa, entre la que estuvo presente Infobae, vinculadas con el futuro económico del país y de la empresa y la gran preocupación por la caída de ventas que se observa en la industria automotriz brasileña.

Con respecto al futuro de la Argentina Maier fue concreto al manifestar que “para volver a crecer el país tiene que levantar el cepo cambiario”. En lo que se refiere al mercado cambiario el alto ejecutivo observó que “el desdoblamiento cambiario es perjudicial para la industria y se mostró a favor de una “ordenada unificación del mercado cambiario, de lo contario el valor del dólar puede llegar a cualquier nivel”.

Además agregó que no le gustaría ser el primer ministro de Economía del próximo Gobierno, sí, tal vez, el segundo por los numerosos ajustes que habrá que hacer”.

Maier manifestó que el sector tiene un problema con la remisión de utilidades al exterior pero que esperaba que se normalice en el futuro. En ese aspecto señaló que la nueva pick-up que se fabricará en la Argentina tras el acuerdo de cooperación estratégica entre Nissan-Renault y Daimler y estará dirigida a los mercados de América Latina, Europa, Australia y Sudáfrica podría servir como fuente de ingreso de dólares a la Argentina.

El industrial estimó que el mercado automotriz argentino se proyecta para el corriente año en un máximo de 600.000 unidades, debido a los problemas de Brasil y al período preelectoral. En tanto se mostró pesimista con el 2016 ya que dijo que “los cálculos nos dan levemente por encima de los 500.000 autos”.

Clase C con demanda, pero con oferta incierta

En la presentación del Clase C 250 y el anuncio formal de la inauguración de la “Casa Mercedes-Benz” –Mercedes Haus-, a partir del 15 de junio, en lo que hasta octubre último fue un espacio que ocupaba otra terminal automotriz, a las espaldas del Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires se destacó que la nueva máquina “estará en oferta en todas las concesionarias, si trámites de Aduana, no lo demoran”, dijo a Infobae Matthias Laznik, director de Ventas Automóviles de Mercedes-Benz Argentina.

Es justamente esa restricción operativa que afecta la industria desde los primeros meses de 2012, pero que se fue intensificando ante la pérdida de grado de libertad de las reservas del Banco Central es lo que impide a las terminales planificar la demanda de importados, en particular de las líneas de alta gama que es demandada por un público que no le gusta esperar la entrega de la unidad después de la compra. “Estamos en un mercado muy complejo, no tanto por problema de demanda, sino de disponibilidad de oferta”.

Con el slogan #LoMejorNoConoceAlternativas y el hashtag #NuevoClaseC, Mercedes-Benz Argentina lanzó formalmente al mercado local el C 250 Avantgarde Automático. La marca ha desarrollado una generación completamente nueva del Clase C –con nuevo chasis: el W205- que establece renovados estándares de calidad y que abrirá otro capítulo de éxitos en el segmento de lujo de la gama intermedia.

El nuevo Clase C Sedan se produce en cuatro plantas situadas en cuatro continentes: Bremen (Alemania), East London (Sudáfrica), Pekín (China) y, por primera vez, también Tuscaloosa (Alabama/Estados Unidos).

Fuente: Infobae