Los autos eléctricos empiezan a ser realidad en la Argentina. El 2017 será el punto de partida para estos vehículos en nuestro país. Como primer paso, el Gobierno bajó los aranceles impositivos a las importaciones de estos autos. La principal característica de estos modelos es que están impulsados a partir de un motor eléctrico en lugar del clásico motor a gasolina, alimentados por un controlador que utiliza la energía almacenada en baterías recargables.

Las automotrices estudian el terreno para ver que vehículos estarán disponibles. A su vez, las estaciones de servicio comenzaron a instalar centros de recarga rápida. El Gobierno, con la intención de impulsar la producción y la venta, eliminó los impuestos aduaneros de importación para los híbridos, eléctricos y al hidrogeno. Antes del decreto pagaban un 35 %, pero en la actualidad estos ejemplares sufrieron grandes reducciones. Por ejemplo, en el caso de los modelos híbridos sólo pagarán el 5% y hasta un 2% los eléctricos.

Ventajas de los autos eléctricos

Entre los principales beneficios de estos vehículos, se encuentra el hecho de que son respetuosos con el medio ambiente, ya que no producen emisiones tóxicas. Además, reducen la dependencia de recursos naturales no renovables, como el petróleo. De la misma manera que, hacen un uso más eficiente de la energía, dado que convierten entre el 59% al 62% de la energía eléctrica en potencia directa para sus ruedas, comparado con el numero proporcional que es del 17% al 21% en el caso del automóvil a gasolina. Es importante remarcar, que el transporte tradicional es el sector con mayor emisión de CO₂ (Dióxido de Carbono) en Latinoamérica y éstas aumentarán significativamente a menos que se acelere la transformación tecnológica.

Otra de las ventajas, es que estos vehículos ecológicos no requieren mantenimiento a diferencia de los tradicionales que necesitan cambios de aceite y verificaciones periódicas. Asimismo, cuentan con un motor silencioso alcanzando una aceleración significativa en poco tiempo. La carga de la batería de estos modernos autos es una de las desventajas que tiene por ahora este sistema, el desafío es afianzar la infraestructura de recarga y reducir el peso de las baterías. Es importante destacar que la carga doméstica de estos automóviles demanda, en promedio, entre 4 y 8 horas.

Sin embargo, hay automóviles que son 100% eléctricos que no necesitan recargar las baterías conectándose a la red de suministro, sino que se auto suministran con un dispositivo que se denomina celda de combustible (fuel cell), que genera la electricidad utilizando hidrógeno. El Mirai de Toyota, es un ejemplo de estos vehículos

Diferentes modelos….

Los autos eléctricos se pueden presentar, ya sea mediante vehículos híbridos (que fusionan un motor convencional con uno o más propulsores eléctricos) o modelos 100% impulsados por energía eléctrica (los denominados EV, por electric vehicle). En mayo pasado, el Gobierno redujo a una mínima expresión los aranceles impositivos (0% y 5%) para la importación de 6.000 unidades con energía eléctrica. Esto beneficia solo a las compañías radicadas en Argentina que fabrican vehículos, como Agrale, Fiat, Ford, General Motors, Chevrolet, Honda, Iveco, Mercedes Benz, Nissan, Peugeot, Citroen, Renault, Volkswagen, etc.

Ford anunció que a mediados de 2018 lanzará el modelo híbrido del vehículo de alta gama el Mondeo Hybrid, que se vende en Europa desde 2015 y cuenta con un motor naftero de 2 litros de cilindrada y otro eléctrico, que le permiten desarrollar 186 caballos de potencia máxima. Toyota bajó el precio de su modelo híbrido Prius de US$ 64.000 a US$ 38.000 para venderlo en el mercado nacional, que está equipado con un motor naftero de 99 CV de potencia y uno eléctrico que suma otros 82 CV, esta combinación permite un consumo mixto de solo 3,9 litros cada 100 kilómetros.

Por otra parte, Chevrolet lanzó el modelo 100 % eléctrico Bolt EV, de cero emisión de gases, que además tiene una potencia de 150 Kw (200 CV) y acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en solo 7 segundos. A su vez, presenta una autonomía de 383 kilómetros (los primeros autos eléctricos sólo tenían un rango de 80 kilómetros), esto gracias a la eficaz evolución de las baterías. Este modelo vale US$ 38.000.

La Kangoo ZE de Renault, una alternativa eléctrica y que ofrece 270 kilómetros de autonomía y su precio ascendería a unos US$ 42.000. Con la quita de aranceles el valor pasaría a US$ 32.000, un 56% más que la versión naftera full. El Golf GTE de Volkswagen, es un modelo híbrido enchufable que permite cargar la batería conectándola a una red domiciliaria o a un cargador rápido (en Europa y Estados Unidos se consiguen en supermercados, shoppings, estacionamientos e incluso en la calle). Por su parte, el E-Golf es un vehículo 100% eléctrico de 115 CV, que alcanza una autonomía mixta (urbana y autopista) de 200 kilómetros.