El ex ministro de Economía Roberto Lavagna reiteró que votará “en el campo del cambio”. “Acá hay un campo de continuidad y un campo del cambio, de gobernar de manera distinta; y ahora quedó una sola opción en el ballotage”, aseguró en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red.

Si bien todo pareciera indicar que sus palabras aluden a la postulación de Macri, el economista evitó pronunciarse en forma explícita a favor del líder del PRO. Al respecto recordó que luego de las elecciones del 25 de octubre, el massismo determinó que no se expresaría en forma a concreta a favor de uno u otro candidato.

A dos semanas del ballotage que definirá al sucesor de Cristina Kirchner, el principal tema de discusión de la campaña electoral es la economía. Gradualismo o shock, cepo o dólar libre, importaciones abiertas o intervención del Estado son algunos de los dilemas que ocupan los principales debates entre los equipos de Daniel Scioli y Mauricio Macri.

Lavagna, ex ministro de Néstor Kirchner y Eduardo Duhalde, recomendó que el próximo presidente aplique un programa económico distinto al vigente, al que calificó como un “fracaso”, sobre todo durante el segundo mandato presidencial de Cristina Kirchner.

La posibilidad de una devaluación es uno de los factores que concita el mayor nivel de polémica. Cambiemos, que lleva como postulante presidencial a Macri, ya adelantó que su plan es unificar el tipo de cambio. “Va a subir el dólar oficial y van bajar todos los demás”, declaró el referente económico Alfonso Prat Gay. El Frente para la Victoria no dio tantos detalles, pero pareciera ser que el levantamiento del cepo cambiario no está entre sus prioridades. “Lo vamos a dinamizar”, se limitó a contestar Scioli.

Independientemente del camino elegido, para Lavagna lo más importante es que las correcciones cambiarias se apliquen en un contexto de fuerte crecimiento. “Mejora la productividad y baja los costos fijos que tienen las empresas, lo que permite que los sectores que aún no han trasladado el valor del dólar blue a los precios puedan absorberlo“, detalló.

Según recordó, en 2002, seis meses después de que el presidente Duhalde aplicara una devaluación y saliera del “1 a 1”, el país había empezado a crecer con índices de inflación muy bajos. Ese escenario se puede repetir el año que viene, según considera el economista que hoy forma parte del Frente Renovador de Sergio Massa.

Fuente | Infobae