De acuerdo al análisis del economista Fausto Spotorno, “el inversor de afuera ve que el 2019 está totalmente financiado pero no el 2020 y para colmo tampoco sabe a quién le va a corresponder pagar. El tema es político pero ese riesgo lleva al riesgo financiero. Eso es lo que está jugando más fuerte”.

“Asimismo hay que tener en cuenta que Argentina casi no tiene sistema financiero propio. Por tanto, se vio obligado en el pasado a colocar deuda afuera. Y el mercado se saturó. Por tanto los tenedores buscan más bien vender los bonos argentinos”, recordó.

Para Santiago Llull, director de Futuro Bursátil, “también hay una variable que no es ni política ni económica, sino que es el cambio de reglas a los inversores que tuvimos a lo largo del año. Se ve un cambio de roles en los inversores”.

De acuerdo con esto, Diego Demarchi, gerente de Inversiones de Balanz Capital, remarcó que “en el inversor el cambio de reglas es muy importante. De golpe muchos inversores se encontraron con que la exposición al riesgo argentino era muy elevada. Y todo eso llevó a un cambio de carteras que continúa y se se ve en el rendimiento de las Letes, el bono 2019 o en el bonar 2024”.

Mirá el análisis completo en Qué Hacemos con los Pesos (Canal 26):