El poder ejecutivo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires está elevando a la Legislatura, el proyecto de nuevo código de planeamiento urbano. Este apunta a generar, tal como lo anuncian públicamente, una ciudad homogénea, baja, pareja y previsible. Habrá solo 6 alturas máximas y el 70% de la ciudad tendrá menos de 5 pisos. Han anticipado incluso que, con una app, cualquier ciudadano podrá saber automáticamente todo lo esperable, a futuro, en cada parcela. Es un código volumétrico que además de derogar los tradicionales indicadores de FOT, FOS y tangentes, es anti-torres, salvo excepciones, como Tiro Federal, Catalinas Norte o Puerto Madero. Aún está por verse cómo será el periodo de transición entre ambas normativas.

En el programa Qué Hacemos con los Pesos analizaron los puntos más relevantes del proyecto con el especialista José Rozados, director de Reporte Inmobiliario. “Esto preocupa porque baja la posibilidad de edificar en la Ciudad, sobre todo en zonas que podría construirse mucho más”, explicó. “La limitación genera una Ciudad más exclusiva y los valores van a aumentar”, agregó.

Conocé los detalles de la norma y por qué preocupa al sector inmobiliario. Miralo en el programa.