El dólar no cede y se espera que mantenga la tendencia, a menos que exista una intervención oficial. El que se oferta en casas de cambio y bancos ganó ayer 13 centavos para venderse a $ 15,13, y la divisa que opera mayor volumen, la mayorista, creció 15 centavos, a $ 15,01. Los dos tocaron nuevos máximos desde que se levantó el cepo.

El alza se dio en una jornada de “buen volumen” ( casi US$ 290 millones), en la que se sostuvieron las condiciones que vienen propiciando la suba: hay más pedidos de billetes de bancos y empresas que liquidaciones de exportaciones (que toman impulso recién a partir de marzo).

Respecto a la demanda de divisas, desde un banco señalaron que se mantiene “lineal” (importadores, bancos, giro de utilidades), aunque también “se vio alguna que otra mesa de dinero tomando posiciones a través de ajustes de inventarios, pensando en que el dólar puede subir”. Un operador del mercado subrayó: “Este valor del dólar era la expectativa apenas se devaluó en diciembre”. El acuerdo de liquidación del Gobierno con los cerealeros fue lo que frenó la crecida del dólar.

El martes, el Banco Central subió –levemente y por primera vez desde diciembre– las tasas de interés de las lebacs, con la intención de combatir la suba de precios y canalizar pesos para alejarlos del dólar. “En una economía con una inflación pronosticada de 32% no se puede tener una tasa de interés más chica”, justiticaron en el mercado. “El alza del dólar mayorista es la más importante”, señaló Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio. “Parece que el mercado está buscando un nuevo nivel en la cotización del dólar”, añadió. Sin embargo, el impacto en los precios de la suba del dólar debería ser un límite.

Según el reporte de ABC Mercado de Cambios, no hay “miras de parar esta escalada, salvo intervención del BCRA”. Analizó que “es lógico que el exportador en este contexto de suba ininterrumpida retraiga su oferta hasta que se aclare el panorama, y el importador busque comprar lo antes posible” Ayer la Bolsa porteña trepó 4,37%, impulsada por el sector energético, tras los guiños de Irán sobre el acuerdo entre la OPEP y Rusia para reducir la oferta de crudo. Petrobras (8,6%) e YPF (6%) empujaron al Merval.

También subieron las acciones de los bancos, debido a un posible fin en el conflicto con los holdouts. Banco Hipotecario (6,3%), Banco Patagonia (6,8%) y Banco Francés (8,1%) tuvieron las mayores alzas. “Un arreglo mejoraría la calificación de fondos, bonos y empresas, y posibilitaría financiación, aunque el mundo no ayuda”, dijo Ignacio Martinangeli de Arpenta.

Fuente IEco