El ex presidente del Banco Central (BCRA), Aldo Pignanelli, analizó la decisión del Gobierno de emitir un bono para pagarle a los fondos buitre al considerar que  “están tratando de endeudarse para financiar el modelo”.

Ayer el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, aseguró que Argentina emitirá un bono por 15.000 millones de dólarespara saldar la deuda con los tenedores de títulos en default, luego de que se apruebe el acuerdo con los fondos buitre.

En diálogo con el programa de Gustavo Sylvestre, emitido porRadio del Plata, el economista del Frente Renovador evaluó que esa decisión se debe a que “”el gobierno quiere salir definitivamente del problema del embargo“. “Se saca del medio la posible negociación con los holdouts sobre los plazos  y la tasa de interés que tendría ese bono. Se emite ese bono para que un grupo de bancos internacionales lo compren y con ese efectivo se deposita el dinero en el juicio de Griesa y ahí todo el mundo cobra, el que está en el juicio, el que no lo está recibirá un pago directo”, explicó sobre la medida.

El ex titular del BCRA puntualizó que “la oferta involucra una quita sobre el monto teóricamente de demanda, no de lo que lo que fue la oferta original argentina. Es un costo adicional” para nuestro país. “Estamos reconociendo el 100% del capital, más toda la tasa de interés más una parte de los monitorios”, precisó.

Consultado sobre su visión del anuncio gubernamental, afirmó: “No conocemos los detalles y la letra chica del acuerdo. Cuando la conozcamos opinaremos“. Aunque dijo que “no sé si me termina de convencer esta medida para todos los holdouts porque en realidad la demanda que está incluida en el juez Griesa es por la mitad de lo que se anunció”

Además, Pignanelli analizó la gestión de Mauricio Macri al frente del Ejecutivo y habló de la inflación : “La realidad es que del 10-12 a hoy hay una fuerte caída en las reservas del BCRA en relación a los dólares que ingresaron. Fueron más los que salieron que los que entraron”, manifestó.

Según sus cifras, la inflación se situa en un  “4% mensual ” lo que es “muy preocupante”. En ese sentido, indicó que “si sigue esta tendencia de inflación de acá a fin de año o a septiembre, la devaluación habría sido un fracaso”.

“La devaluación no se detuvo porque la inflación se disparó”, insistió.  No obstante, diferenció a Macri del kirchnerismo al resaltar que el actual jefe de Estado reconoce el problema mientras que en la gestión de Cristina Fernández de Kirchner la cuestión “se negaba”.

Fuente Fortuna