El jefe de Gabinete, Marcos Peña, pronosticó hoy que la inflación “se va a ir reduciendo” en el segundo semestre del año.

“La inflación existió por una decisión política del gobierno anterior que creía que era una herramienta de política económica. Nosotros creemos que no, porque afecta a los que menos tienen y genera una inercia que nos va a llevar un par de años eliminar”, analizó Peña hoy por Radio La Red..

Ayer, Macri habló del tema antes de que el titular de la ANSeS, Emilio Basavilbaso, anunciara el aumento de la movilidad jubilatoria y el incremento de la Asignación Universal por Hijo.

Peña además aseguró hoy que el Gobierno está atento a la cotización del dólar, pero “sin una preocupación específica” por las continuas alzas de los últimos días. El funcionario aseguró que ven “el proceso con cierta normalidad”, y que el precio de la divisa norteamericana “sigue estando dentro del rango de lo que era antes de la devaluación”. “Estamos atentos pero sin una preocupación específica”, afirmó el ministro coordinador.Ayer, el dólar alcanzó un nuevo máximo histórico en el mercado mayorista, donde saltó a 14,64 pesos, y en pizarras de bancos y casas de cambio porteñas, donde avanzó a 14,80 pesos.

Peña también habló de Ganancias: aseguró hoy que el Gobierno busca “una salida rápida” para que “la mayor cantidad de trabajadores” dejen de pagar el impuesto a las Ganancias, aunque advirtió que “la situación fiscal es delicada” y, por lo tanto, no puede hacer “movimientos bruscos”.Tras la reunión que ayer mantuvo el presidente Mauricio Macri con los representantes de los tres sectores de la CGT, el funcionario reiteró que “la próxima o la siguiente semana” elevarán el proyecto en el Senado, y afirmó que “es un tema muy técnico y complicado”.”Un poco el planteo es poder armar un camino de salida de este problema que tenemos con un desajuste del impuesto a las Ganancias por la inflación. Tenemos que salir lo más rápido posible de eso, sabiendo que la situación fiscal del Estado es delicada, por lo que no podemos hacer movimientos bruscos”, expresó.

En declaraciones a radio La Red, el ministro coordinador no quiso dar detalles sobre el nuevo piso para la cuarta categoría del impuesto que tendrá la propuesta oficial, y dijo que buscarán consensos en el Congreso.”Queremos poder ir marcando un camino que de previsibilidad, que permita salir lo más rápido posible con la mayor cantidad de trabajadores que dejen de pagar el impuesto que no corresponde lo antes posible”, agregó.

Con respecto a las acusaciones de algunos sectores sindicales sobre que el Gobierno no da señales a los sectores trabajadores, Peña recordó el “bono de ayuda de 400 pesos” que otorgaron en diciembre a quienes perciben las jubilaciones mínimas y la Asignación Universal por Hijo.En ese sentido, afirmó que ese monto “cubre dos meses y medio o tres meses lo que fue el aumento de la canasta básica”, y resaltó también el incremento del 15,35 por ciento para las jubilaciones y la AUH anunciado ayer.
De todas formas, Peña admitió que “la situación delicada sigue estando”, y que el Gobierno está poniendo “el cuerpo y el alma para que haya pobreza cero en la Argentina”.

Fuente Clarin