En siete días, Paolo Rocca pasó del bajísimo perfil de los últimos cuatro años a participar de la convención anual de la Unión Industrial Argentina, moderar una charla con María Eugenia Vidal y hasta inaugurar una estación de subte junto al presidente Mauricio Macri. Ayer se convirtió también en noticia tras reincorporar a 189 trabajadores que habían sido despedidos, según anunció la propia gobernadora electa. En diálogo con LA NACION se muestra optimista respecto del futuro del país y admite que es un “sueño un gobierno con tantos ingenieros”.

-¿Cómo evalúa los primeros días del Gobierno?

-¿Qué impacto genera la baja de retenciones a la industria?

-¿Qué impacto tiene la devaluación?

-¿Es complicado 2016?

Hay sectores del grupo como Tenaris, que es un gran proveedor de la industria del petróleo cuyo nivel de precios está desalentando inversiones en él mundo y por eso estamos sintiendo la situación de ese negocio. También en Campana, sin ninguna duda. El mercado mundial del acero está en una crisis profunda porque hay un exceso de capacidad en China que afecta los mercados de todo el mundo.

De hecho, el valor de todas las empresas siderúrgicas del mundo está en el nivel más bajo desde siempre. Esto también afecta la actividad de Ternium y Siderar. Pero yo creo que el cambio de perspectiva que vemos en la Argentina es alentador. Para nuestra cadena de valor hay mucho por hacer en infraestructura, urbanización, redes de servicios que para muchos son oportunidades concretas.

-¿Alguna vez imaginó un gobierno con tantos ingenieros?

No, francamente. Me parece un sueño un gobierno con tantos ingenieros. Ayuda a encarar todos los problemas con racionalidad, con sentido común, sin ideología. Este Gobierno nos debería dar una visión positiva y completa, y capacidad de acción. Por ejemplo, transformar la provincia requiere mucha energía y capacidad para estimular la inversión privada. No es el Estado el que crea riqueza, sino los miles de emprendedores.

-¿Le preocupa que la mejora de competitividad se pierda por el traslado a los precios o el resultado de las paritarias?

Cuando el sinceramiento del tipo de cambio es en el contexto de una medida coherente permite evitar distorsiones adicionales en los precios. Los resultados de un programa económico se leen en el tiempo. No se pueden leer en dos días.

-¿Cómo analiza la inflación?

La Argentina tiene un tema relacionado con el déficit público. La nueva administración recibe el Estado con un déficit muy elevado del 7 u 8%. Hay que encontrar la forma de corregir el déficit para poder financiarlo genuinamente. Es muy importante para bajar cualquier expectativa de inflación.

Fuente La Nacion