El año pasado, se expendieron 6,5 millones de litros de cerveza en la tradicional celebración alemana, no tanto como hace tres años atrás donde la cifra alcanzó nada menos que los 7,9 millones de litros.

El festival se celebra por 151 vez, y sólo fue interrumpida durante las guerras o por epidemias. Por ejemplo, durante la II Guerra Mundial, la Oktoberfest se suspendió entre 1939 y 1948. Después de la guerra se llevó a cabo una pequeña versión de esta fiesta popular bajo el nombre de “Fiesta de Otoño”.

Este año, en tanto, se esperan más de seis millones de visitantes.

Una de las atracciones en la Oktoberfest es la rueda gigante. Se inauguró en 1880, y en ese momento tenía una altura de 12 metros. Desde 1979, la Rueda Gigante de Willenborg alcanza los 48 metros y ofrece una bella panorámica de la Oktoberfest desde la altura.

Todos los años aumenta el precio de la cerveza en la Oktoberfest. En 2015 la tradicional jarra cervecera de un litro se cobrará entre 10 euros y 10,40 euros. En 2014 se pagó desde 9,70 euros hasta 10,10 euros por la misma cantidad.

Fuente: Fortuna