Delta Air Lines, la tercera mayor aerolínea del mundo, sigue dando muestra de sus ambiciones globales: hizo una oferta para ampliar su posición en el Grupo Aeroméxico y llegar a un 49% de las acciones.

La oferta de 43,59 pesos la acción es un 52% más alta que la cotización de Aeroméxico al cierre del miércoles, cuando la empresa estaba valuada en 20.400 millones de pesos (US$1.220 millones). Delta procura hacerse de un 32% más de las acciones, lo cual duplicaría su actual participación en la mayor aerolínea de México.

El plan de Delta es parte de un historial de adquisiciones fuera de EE.UU. En julio pagó US$450 millones por un 3,6% de China Eastern Airlines. En septiembre, triplicó su participación en la brasileña Gol, y en 2012 adquirió el 49% de Virgin Atlantic.

Con Aerolíneas Argentinas –ambas son socias en la alianza aérea Skyteam–, la estadounidense anunció en octubre un acuerdo de código compartido.

Con esas adquisiciones y alianzas, Delta puede competir de modo más efectivo en las rutas entre Estados Unidos y cada uno de los países de esas aerolíneas, proporcionando más opciones de viaje a sus clientes compartidos, dijeron fuentes del sector.

“Creemos que esto es positivo en el largo plazo para Delta, que de esa manera expande su influencia en el creciente mercado mexicano y latinoamericano”, dijo un analista financiero de Raymond James en una nota a inversores el jueves. La decisión, además, “continúa la estrategia de expandir su red mundial fortaleciendo sus participaciones dentro de los límites para la propiedad de las aerolíneas”.

Las acciones de Aeroméxico se dispararon en la bolsa mexicana en la apertura de la jornada el jueves, al conocerse la oferta.

Areli Villeda, analista de Banco Multiva, dijo al diario El Universal que es necesario indagar más sobre la transacción y considerar un posible ángulo relacionado con los “cielos abiertos”.

En marzo, Delta presentó al gobierno mexicano una solicitud para crear con Aeroméxico un joint venture “inmunizado”, que permitiría a las dos aerolíneas actuar en común en rutas, precios y otros aspectos sin problemas antitrust.

Delta está dispuesta a comprar a un precio 52% más alto porque observa potencial de crecimiento en el mercado mexicano y en la empresa, dijo Juan Carlos Minero, director de Inversiones de Black Wall Street Capital Partners al diario mexicano El Financiero .

Hoy Delta y Aeroméxico –socias en Skyteam– ofrecen más de 4.000 vuelos semanales en código compartido, lo que representa más de 80 vuelos diarios ida y vuelta a través de la frontera.

Delta invirtió por primera vez en la aerolínea mexicana en 2011, cuando entró con US$65 millones. Desde entonces ha estado sumando nuevos bocados, hasta ser dueña del 4,1% de las acciones y de una opción por otro 8,1%. Un fondo de pensiones relacionado con Delta tiene opciones por otro 4,6%.

Fuente | IEco