Los asalariados y jubilados que comenzarán a tributar Ganancias se les descontará el impuesto correspondiente a los meses de enero y febrero en diez cuotas. Dicho de otra manera, lo que no se les retuvo en estos meses se calculará y se prorrateará para ser cobrado entre marzo y diciembre. Así lo dispone la resolución 3831 de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que fue firmada ayer por su titular, Alberto Abad, y que hoy se publicará en el Boletín Oficial.

La norma también dispone que, en los casos en que, dados los nuevos valores del esquema de Ganancias, a las personas les corresponda pagar menos (lo que ocurrirá con todos los que ya estaban alcanzados por el impuesto), la devolución de los importes que se hayan descontado en exceso deberá hacerse de una vez, en “la primera liquidación posterior a la fecha de publicación” de la propia resolución. Dada la fecha en que se decide, casi a fines de mes, cuando las empresas -por sus empleados- y la Anses -por los jubilados- ya tienen hechas las liquidaciones de los ingresos de febrero, se entiende que entonces las compensaciones se harán junto con el pago del sueldo de marzo, a inicios de abril.