El empresario Nicolás Caputo, uno de los más estrechos amigos del presidente Mauricio Macri, se convirtió ayer en el nuevo vicepresidente del Merval. Tal cual anticipó Clarín hace 20 dias, la asamblea de accionistas aprobó anoche la única lista que se presentó para la renovación del directorio del estratégico Mercado de Valores. Ernesto Allaria, un histórico de la plaza financiera, será el presidente a partir de hoy y junto con Caputo tendrán un rol clave en la operatoria bursátil local. Con esta jugada, los hombres de negocios de la City apuestan a obtener el apoyo oficial necesario para el relanzamiento del mercado financiero local, y Caputo tendrá la posibilidad preservar su imagen de las críticas que recibió desde la asunción de Macri.

La figura de Caputo fue puesta en la mira de la oposición por su cercanía con el presidente y su negocio vinculado a la obra pública. Hasta la diputada Elisa Carrió, dijo públicamente que el empresario “debe vender sus empresas dedicadas a la obra pública” e indicó que tiene que dedicarse “a otra cosa”. ”Niky”-como lo apodan sus cercanos- sin embargo, sigue tejiendo estrategias de poder ahora pisando fuerte en las decisiones de la city, con un cargo oficial dentro de una institución que tiene 87 años de historia. Pese a su inexperiencia al frente del mercado, el argumento que utilizaron los miembros del directorio del Merval para impulsar la candidatura del amigo de Macri, es que éste es accionista de importantes compañías cotizantes en la plaza local, como Mirgor, Transportadora de Gas del Norte, Ecogas y Central Puerto.

Otra figura que aparece en la nómina es la de Gabriel Martino, quien en febrero regresó del ostracismo al que había sido condenado por el kirchnerismo, cuando se lo desplazó de la presidencia del HSBC. Martino recuperó su licencia y ayer se convirtió en director suplente del Merval. También figura como director suplente Ezequiel Carballo, ex socio del banquero Jorge Brito en el Macro. Héctor Scasserra, titular de la firma Arpenta, que el año pasado fue denunciado penalmente por la Procelac kirchnerista en medio de una investigación por el manejo del dólar blue, serán directores titulares de la institución, junto a Alexander Zawadzki, Miguel Carril, Eduardo Tapia, Mario Rossi y Nicolás Scioli (hermano del ex gobernador de la provincia de Buenos Aires).

Durante el cocktail que se celebró una vez finalizada la asamblea accionaria (donde participaron 183 accionistas) Allaria tomó la palabra. “Estamos ante una gran oportunidad para el desarrollo de los mercados de capitales nacionales, captando los ahorros locales y recibiendo a las nuevas inversiones internacionales”, dijo el presidente del Merval. “Nuestro gran desafío será el de posicionar al nuevo B&MA como el gran mercado nacional y federal, y como referente indiscutido entre los mercados de la región” añadió.

Con la llegada de Caputo, los hombres de negocios del Merval buscarán reflotar B&MA, el proyecto de unificación de todas las Bolsas y mercados del país que surgió tras la sanción de la ley del mercado de capitales. Sin embargo, el lanzamiento de ese mercado no contó con el apoyo de la gestión kirchnerista y la iniciativa fue “cajoneada”. En el Palacio de Hacienda dijeron a Clarín que hay interés oficial para que el mercado financiero local crezca.

Fuente Clarin