Los contratos futuros del maíz en los Estados Unidos treparon a su mayor nivel en más de dos meses el martes, mientras el mercado espera un reporte oficial que mostraría un recorte en la producción del país norteamericano.

En su informe mensual que será dado a conocer el viernes, el Departamento de Agriculturade los EEUU reduciría sus estimados para el promedio de rendimiento del maíz y de lo que será cosechado, tanto de ese grano como de la soja.

Los operadores están preocupados por los tamaños de las recolecciones, debido a que los precios de los granos bajaron en el último año tras enormes cosechas en 2014. La demanda exportadora fue débil debido a la fuerte competencia de otros países que también tienen grandes suministros.

El maíz para diciembre en la Bolsa de Chicago subió un 1,2%, a USD 3,9825 por bushel (USD 156,78 por tonelada) tras operar en USD 3,99, su mayor nivel para el contrato desde el 24 de julio. El avance se produjo tras un alza de un 1,1% el lunes.

En el caso de la soja, la competencia de América del Sur golpeó las exportaciones de Estados Unidos. Los avances pueden hacer que los cultivos norteamericanos sean aún menos atractivos para los compradores extranjeros.

La soja para noviembre subió un 0,4%, a USD 8,88 el bushel (USD 326,28 por tonelada). Eltrigo para entrega en diciembre ganó un 2,1%, a USD 5,2625 por bushel (USD 193,36 por tonelada) tras cotizar en USD 5,27, su mayor precio desde el 10 de agosto.

Fuente: Infobae