logo Econviews FINAL

Por ello, es bastante probable que en marzo el Banco Central endurezca aún más su política monetaria, hasta que se logre la salida definitiva del default, se cierren la mayoría de las paritarias y comience la liquidación de la cosecha gruesa a partir de abril. Es posible que la suba de tasas de corto plazo no haya sido hasta ahora lo suficientemente agresiva, aunque no es tarde para hacerlo. Esto significaría en las próximas semanas una mayor esterilización mediante Lebacs y tasas de interés a un mes más altas que las actuales.

La reciente escalada del tipo de cambio motivó las primeras intervenciones cambiarias del Banco Central desde el fin del “cepo”. Esto ha tenido un impacto sobre las reservas en las últimas jornadas, aunque mucho más sobre la emisión para pagar los futuros vendidos el año pasado. A fin de año, el salto del dólar oficial de 9.5 a 13 pesos (37%) motivó la emisión de unos AR$ 40 mil millones para pagar los futuros. En el primer bimestre del año, la suba del dólar de 13 pesos a los 15.5 actuales (19%) motivó la emisión de unos AR$ 20 mil millones más.

Hasta ahora, tras el desmantelamiento de los controles cambiarios más significativos a fin de año, la política del Banco Central durante el primer bimestre mantuvo tres lineamientos básicos.

En primer lugar, el Banco Central no le ha transferido recursos al Gobierno Nacional. Si bien estacionalmente la demanda de fondos del Tesoro Nacional es baja en estos meses y crece a partir del segundo semestre, en lo que va del año el Tesoro incluso le devolvió recursos al Banco Central, unos AR$ 5 mil millones, en parte por devolución de adelantos transitorios. En el primer bimestre del año pasado, el Banco Central le había transferido AR$ 22 mil millones al Tesoro.

En segundo lugar, el Banco Central prácticamente no ha intervenido en el mercado cambiario. En efecto, hasta la última semana de Febrero el saldo de las pequeñas intervenciones era incluso levemente positivo, en el marco de una flotación cambiaria casi limpia. No obstante, en la última semana el Banco Central decidió intervenir confuerza para evitar una mayor suba del tipo de cambio, presionado por la mayor demanda de importadores y la menor liquidación agrícola.

En tercer lugar, el Banco Central ha intensificado la esterilización con Lebacs y reducido el ritmo de expansión de los agregados monetarios. Así, en apenas dos meses el stock de Lebacs creció AR$ 100 mil millones, hasta los AR$ 400 mil millones, y la base monetaria pasó de crecer al 38% anual a fin de año al 27% actualmente. En línea con las preferencias del mercado, la amplia mayoría de las emisiones fueron a 30 días, de modo que actualmente la mitad del stock de Lebacs vence en los próximos 30 días.

Por: Eric Ritondale, Economista Jefe de ECONVIEWS