Las acciones relacionadas con viajes y hotelería europeos perdieron el lunes más de 2.000 millones de euros, por el temor de los inversores de que los atentados de París afecten al turismo y a la confianza de los consumidores en el continente.

Las acciones de Air France-KLM, de la agencia de viajes británica Thomas Cook, de la estadounidense Expedia y de otras compañías del sector retrocedieron ante el temor de que los atentados y un posible endurecimiento de los controles fronterizos disuadan a los turistas de visitar París y demás ciudades europeas.

En París, las acciones de Accor SA, el mayor grupo hotelero de Europa, cayeron un 9,3% antes de recuperarse y cerrar con -4,7% abajo. Las de Air France-KLM bajaron casi 6%. En la bolsa de Londres, Thomas Cook cayó 4,8%. Unos 2.300 millones de euros se restaron de los valores de las acciones de empresas de viajes y tiempo libre, medidos por el índice Stoxx Europe 600 Travel & Leisure Index.

Del otro lado del Atlántico, en la bolsa de Nueva York, los sitios de vaijes online Priceline y Expedia también registraron caídas pronunciadas al comienzo de la jornada.

“Habrá un impacto en los viajes a París,” dijo a la agencia noticiosa Bloomberg James Cordwell, un analista de Atlantic Equities en Londres.

Francia, el mayor destino turístico del mundo según la Organización Mundial del Turismo, cerró los sitios turísticos y aumentó la seguridad en las fronteras como consecuencia del atentado que causó la muerte a por lo menos 129 personas en restaurantes y un sala de conciertos el viernes.

Las marcas de lujo también retrocedieron, por la perspectiva de que la visita de extranjeros adinerados a las boutiques parisinas se reduzca. Hubo caídas en las acciones de Christian Dior, Hermes y el conglomerado LVMH, dueño entre otras marcas de la marroquinera Louis Vuitton y la joyera Bulgari.

No obstante, los índices generales de las bolsas europeas repuntaron, después de una caída inicial al comienzo de la jornada, por la expectativa de que, más allá del turismo y las compras de lujo, el impacto de las atentados del viernes sobre la economía no será severo.

Algo que impulsó las bolsas fue la opinión de los mercados de que, por los atentados, el Banco Central Europeo intensificará su apoyo a las economías del bloque. Hubo incluso rumores en los mercados, citados por el diario británico The Guardian, de que la Reserva Federal de EE.UU. podría abstenerse de disponer una suba de las tasas de interés que hasta ahora muchos daban por segura.

El Banco Central Europeo viene apuntalando la reactivación con costos del dinero ultrabajos y con emisión a través del programa de quantitative easing (QE).

Fuente | IEco