Los contratos futuros de la soja alcanzaron máximos de varios meses impulsados por alzas en el mercado de aceites los pronósticos de lluvias excesivas en la Argentina esta semana, que podrían demorar en nuestro país la cosecha de la oleaginosa.

El contrato de soja para mayo subió 11,5 centavos y cerró a USD 9,2825 por bushel (USD 341,07 por tonelada) tras haber trepado hasta USD 9,295, el nivel más alto para el contrato más activo desde mediados de agosto.

Debido a las lluvias en zonas trigueras de los Estados Unidos, el mercado siguió presionado por la pobre demanda del cereal norteamericano para exportación ante la competencia de proveedores más baratos en Europa y la región del Mar Negro.

El contrato de trigo para mayo en Chicago cerró con una caída de 13 centavos, a USD 4,4725 por bushel (USD 164,34 por tonelada), después de tocar un mínimo desde el 2 de marzo a 4,46 dólares.

El maíz siguió al trigo a la baja y las posiciones para mayo bajaron 5,5 centavos, a USD 3,5675 por bushel (USD 140,45 por tonelada), presionado también por una toma de ganancias tras las subidas recientes.

Fuente Infobae