El aumento, que las compañías esperaban para el fin de semana pasado, se estuvo plasmando en los surtidores durante la madrugada de hoy y seguirán en el transcurso del día, según explicaron en distintas estaciones de servicio.

Las petroleras anunciaron una rebaja del 5% en el importe de los combustibles en enero. Después, aumentaron un 1% mensual durante febrero, marzo y abril. Ahora – con un incremento que puede llegar a 1,5% en algunos productos- los beneficios que los consumidores tuvieron a comienzos de año quedarán acotados.

El ajuste será distinto según la empresa. Clarín supo de un incremento de 1,17% en una red de estaciones. En otra, les dijeron a los empleados que el incremento “promedio” sería del 1,5%. Eso quiere decir que hay productos que pueden llegar a tener una suba superior y otros cuyo encarecimiento será menor. Las modificaciones también pueden ser distintas según las regiones. En el noreste (Corrientes, Chaco) los ajustes casi siempre son más altos que en Buenos Aires.

El litro de nafta súper de YPF, la líder de mercado que tiene los precios más económicos, estaba ayer a $ 11,60. A comienzos de año, estaba a $ 11,91. El nuevo importe se ubicaría a mitad de camino entre esos dos valores en Buenos Aires, la ciudad más barata para llenar el tanque.

Las petroleras le plantearon al ministro de Economía, Axel Kicillof, que necesitaban una recomposición en torno a la devaluación del peso frente al dólar. Es porque el crudo que compran está pactado en dólares, aunque lo pagan en pesos al tipo de cambio oficial.El equipo de Kicillof habló con ejecutivos petroleros durante la semana pasada. El objetivo de las compañías era poder aplicar el incremento desde los días 7 u 8, como hicieron en febrero, marzo y abril. Pero las intervenciones del Gobierno en las paritarias sindicales frenaron el aumento por unos días.

En las empresas prefirieron no hablar del asunto en público, pero todos estaban pendientes de las decisiones del Gobierno. El incremento supone ingresos anualizados por $ 3.750 millones.

La nafta premium de YPF se ubicaba ayer a $ 13,08, mientras que el diésel estaba a $ 10,56 y el diésel “euro” a $ 12,09. Esos valores fueron modificados esta madrugada, aunque los números no estaban al cierre de esta edición. Esso (que es propiedad de Axion) tiene precios muy parecidos a los de YPF.

A su vez, YPF tiene un 59% de un mercado cuya facturación total supera los $ 250.000 millones, con alta carga impositiva, en especial en naftas. Shell posee un 15%, de esa tajada, mientras que Axion-Esso rondó el 14,5% en febrero. Petrobras está cuarta, con un 5,5% del total que se despacha.

Fuente: IEco