La inflación calculada por el sector privado en abril fue de 2,01 por ciento, el doble de la estimada por el Indec.

De esta forma, el denominado “Indice Congreso” acumuló en el último año una variación de 29%.

Las cifras fueron comunicadas hoy por legisladores de la oposición que mantienen la metodología de calcular un promedio de los resultados de las consultoras para confrontar con los discutidos datos oficiales.

La proyección privada fue el doble de la informada por el Indec que estimó una variación de precios de 1,1% para abril y de 15,6% en forma interanual.

La diferencia entre ambas mediciones resulta sustantiva y tiene un peso vital en medio de la discusión paritaria, a la que el Gobierno pretende ponerle límites.

Los principales gremios están reclamando ajustes del orden del 30%, o más, lo cuál provoca dos escenarios diferentes según con cuál de las cifras sea constatada.

Si los sindicatos consiguiesen su máxima pretensión empatarían o ganarían un par de puntos de poder adquisitivo en caso que la medición real fuera la privada (29%).

Fuente: La Nacion