Pese a que la compañía Nestlé niega haber sido comunicada, el Gobierno de la India acaba de presentar una demanda por alrededor de US$ 100 millones contra la multinacional alimenticia. ¿La razón? Es por la venta de unos fideos precocinados de Maggi que contenían exceso de plomo y que fueron retirados del mercado.

Según declaró la multinacional, sus productos no tienen más plomo que lo normal. “Se ha presentado una acción judicial colectiva en nombre del gran número de consumidores de Maggi en el país contra Nestlé bajo el argumento de prácticas comerciales injustas, la venta de productos defectuosos y la venta de fideos de avena Maggi sin permiso”, informó el Gobierno indio en un comunicado.

El Ministerio de Consumo presentó una demanda ante la Comisión de Disputas de Consumo del país en la que reclama 639.957.000 rupias, 355 millones de ellas en concepto de daños por ‘negligencia, apatía y crueldad‘.

El gobierno decidió enviarle esa demanda luego de que las autoridades comprobaran a través de pruebas a 13 unidades del producto en las que en 10 casos se hallaron niveles de plomo de entre 3,05 y 4,09 partes por millón, cuando lo permitido por la legislación es de 2,5.

Fuente: Fortuna