La caída del petróleo goleó duro a Tenaris, la fabricante de tubos para el sector del grupo Techint. La empresa anunció que en 2015 sus ventas cayeron un 31% en comparación con 2014, US$ 7,101 millones, “afectados por las condiciones de mercado adversas”. Además, la compañía, que había ganado US$ 1.181 millones en 2014, tuvo pérdidas por US$ 74 millones el año pasado.

Tenaris explicó que las ventas de tubos disminuyeron 45% en América del Norte y 21% en el resto del mundo, “donde recibieron el respaldo de nuestro posicionamiento en Argentina y un buen nivel de despachos para proyectos de ductos en América del Sur”. La ganancia bruta (EBITDA), que incluyó gastos de reestructuración por US$ 177 millones, disminuyó un 54%, a US$ 1.300 millones.

Tenaris registró cargos por deterioro de US$400 millones sobre sus activos de tubos con costura en los Estados Unidos, a causa de la baja de los precios del petróleo, y su impacto en la actividad de perforación y las perspectivas de demanda de los tubos. “Nuestro resultado neto se vio afectado adicionalmente por cargos no monetarios por impuesto a las ganancias diferido por US$ 131 millones derivados de la depreciación de la moneda en Argentina y México y una pérdida neta de US$ 40 millones sobre nuestra participación en los resultados de sociedades no consolidadas”, agregó la firma en su presentación anual.

Hacia adelante, la empresa no ve buenas perspectivas y calcula que -excepto que haya una signiticativa mejora de las condiciones- el mercado de tubos sin costura caerá 20% en 2016.

Tras los resultados que difundió ayer a la tarde, hoy las acciones de la compañía caían casi 3% en Nueva York y 5,5% en Buenos Aires.

Ternium, la fabricante de acero de Techint, había anunciado el martes una ganancia de US$ 59,8 millones, comparadas con pérdidas de US$ 104,2 millones en 2014. La firma dijo que ambos años fueron afectados por cargos extraordinarios ligados al valor de su inversión en la brasileña.

Fuente IEco