Brasil recogerá este año una cosecha de 201 millones de toneladas de granos, un volumen no sólo récord sino también superior al que era previsto en los primeros meses del año, cuando la grave sequía enfrentada por el país sembró dudas sobre la producción agrícola, informó hoy el Gobierno.

La producción de cereales, leguminosas y oleaginosas de este año superará en un 4,2 % la de 2014 (192,9 millones de toneladas), hasta ahora la mayor cosecha recogida en su historia por Brasil, uno de los mayores productores y exportadores mundiales de alimentos, según la previsión divulgada hoy por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

La nueva proyección fue elaborada con base en las visitas al campo hechas en abril por los técnicos del organismo y supera en un 0,6 % la que fue calculada en marzo (199,7 millones de toneladas) e igualmente la prevista en febrero, cuando el país aún enfrentaba una grave crisis hídrica que amenazó el abastecimiento de algunas ciudades y redujo a niveles históricos el agua en las presas usadas por las hidroeléctricas.

El organismo oficial calcula el área que será cosechada por los productores de granos este año en 57,5 millones de hectáreas, con un crecimiento del 2,0 % frente a la de 2014 (56,4 millones de hectáreas) y del 0,4 % en comparación con la calculada en marzo (57,3 millones de hectáreas).

La soja, el maíz y el arroz, en ese orden los principales productos del país, representarán juntos el 91,6 % de la producción brasileña de granos y el 85,4 % del área cosechada.

El aumento de la producción agrícola brasileña este año será impulsado principalmente por la soja, cuya cosecha crecerá en un 10,6 %, hasta un récord de 95,6 millones de toneladas, y representará prácticamente la mitad de todos los granos recogidos por Brasil y del área plantada.

La producción de maíz alcanzará los 76,3 millones de toneladas, con una reducción del 3,1 % pese a que el área sembrada con este cereal crecerá en un 0,1 %.

Según el Instituto, la cosecha de caña de azúcar, de la que Brasil es el mayor productor mundial, llegará a 678,9 millones de toneladas este año, con una reducción del 1,4 % frente a la de 2014.

Según el IBGE, de los 26 productos analizados, once tendrán una mayor cosecha este año con respecto a 2014.

Además de la soja, también destacará el crecimiento de la producción de avena (22,6 %), cebada (10,0 %), trigo (26,7 %), ricino (140,4 %) y mandioca (5,1 %).

Entre los 15 productos cuya cosecha se reducirá este año destacan algodón (-10,9 %), cacao (-10,9 %), caña de azúcar (-1,4 %), cebolla (-4,4 %), naranja (-7,0 %) y sorgo (-12,2 %). EFE