Las principales bolsas europeas operan en baja debido a la prudencia del mercado ante la incertidumbre que rodea el crecimiento chino y la política monetaria estadounidense.

Para los analistas, el mercado ha internalizado el hecho de que va a haber un incremento de tasas por parte de la Reserva Federal en diciembre.

Es por eso que para los analistas “el mercado va a estar a la deriva durante las próximas dos semanas hasta que la Fed anuncie su decisión, pero habrá grandes movimientos en papeles puntuales”.

Tokio

La bolsa de Tokio cerró en muy leve alza, alcanzado su máximo nivel en 12 semanas, mientras los inversores están a la espera de la publicación de los últimos datos del crecimiento nipón.

El índice Nikkei de los 225 principales valores subió 0,03% (6,38 puntos), a 19.697,77 puntos.

Por otra parte, las acciones chinas cerraron con una baja el jueves debido a que los valores del sector financiero lastraron al mercado después de un repunte de un 14 por ciento desde el 3 de noviembre hasta principios de esta semana.

El referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen cayó un 1,0 por ciento, a 3.795,32 puntos, mientras que el índice compuesto de Shanghái perdió un 0,5 por ciento, a 3,632.90 unidades.

Los operadores dijeron que las acciones financieras han estado bajo presión esta semana debido a una toma de ganancias, después de que el subíndice del sector superó al referencial del mercado más amplio la semana pasada.

Fuente | Ambito