La Casa de Moneda registra un patrimonio neto negativo que supera los 320 millones de pesos, y arrastra un rojo que difícilmente pueda pagar con fondos propios.

En total, la gestión de Katya Daura, su anterior titular, acumuló deudas por más de 1.300 millones de pesos, según documentos contables oficiales que el diario La Nación sacó ayer a la luz.

El panorama actual se contradice con los elogios de la ­entonces presidenta Cristina Kirch­ner durante su gestión, quien, por cadena nacional, celebraba que el organismo mostrara un “crecimiento muy importante” en sus ganancias.

Según el informe periodístico, el primer año de Daura al frente de la Casa de Moneda fue el último en que esa sociedad mostró números favorables. 
A partir de entonces perdió 63 millones de pesos en 2012, 165 millones en 2013, 173 millones en 2014 y superó los 375 millones en 2015, según cálculos preliminares.

Estos documentos revelan además, algunos datos sorpresivos. Por ejemplo, que Daura pagó el servicio de custodia de su hogar con fondos públicos, por un costo estimado de 2 millones de pesos por año.

La exfuncionaria también contrató un cocinero, un pro­fesor de inglés, una psicóloga y hasta servicios de media coaching . Todo, otra vez, a cuenta del organismo, según revela el informe publicado ayer.

Daura también habría ordenado financiar la edición de un libro en homenaje a sus casi cinco años de gestión, lo que le habría costado 850.000 pesos al Estado.

Según los números oficiales, la Casa de Moneda comenzó a cubrir su déficit con los anticipos millonarios de los contratos que firmaba.

En el caso del Banco Central adelantó el 30 por ciento del monto de cada contrato.

El organismo también adeuda otros 470 millones a múltiples proveedores y un monto similar que acumuló con la Afip, de los que sólo una parte se encuentran ya en planes de pago.

Colaboradores de Daura defienden, sin embargo, su gestión. Afirman que la situación financiera de la sociedad mejoró con respecto a los números que había recibido.

También destacan que la colaboradora de Amado Boudou, a quien conoció en la Anses, logró reposicionar la Casa de Moneda en el mundo, que ganó premios por el proyecto para padrones electorales y por el billete de 100 pesos con la efigie de Evita.

Caso Ciccone

La gestión de Daura también acumuló problemas con la Justicia. Por el caso Ciccone, el fiscal Jorge Di Lello pidió citarla a indagatoria.

Además, se la investiga por presunto enriquecimiento ilícito, tras descubrirse que había declarado la compra de una casa por 300.000 dólares, y que una tasadora de la Corte Suprema valuó entre 700.000 y 900.000 dólares.

La investigación patrimonial alcanza también a su marido, Manuel Somoza, quien trabajó con Amado Boudou durante su gestión en el Ministerio de Economía.

Fuente La Voz